Manuel Baltodano.   17 julio

Las selecciones categoría Sub-11 y Sub-13 de tenis de mesa de Costa Rica, nutrida en su mayoría por los jugadores más destacados de los Juegos Deportivos Nacionales, saldrán este sábado rumbo a El Salvador a disputar los Juegos Centroamericanos y lo hacen con altas expectativas de triunfo.

La Sub-13 buscará repetir el éxito obtenido el año pasado en México, mientras la Sub-11 sale mejor fogueada para tener un buen desempeño.

Así lo manifestó Ricardo Castro, tesorero y administrativo de la Federación Costarricense de Tenis de Mesa (Fecoteme), quien detalló el sistema del torneo, los objetivos para los deportistas nacionales y el financiamiento para asistir al certamen regional.

Los jugadores más destacados de los Juegos Deportivos Nacionales están en la preselección para los Centroamericanos. Fotos: Manuel Baltodano

“Los torneos centroamericanos se juegan en sistema corbillón. En ese sistema, dos personas hacen equipo. Antes eran tres o cuatro. Se hace así para que los muchachos tengan mayor oportunidad de jugar. En el caso de la Sub-11, se lleva solo un equipo de dos jugadores, en la Sub-13 se llevan cuatro jugadores y ellos forman dos equipos, entonces tienen más posibilidad de foguearse”, explicó Castro.

Los muchachos más destacados de los Juegos Deportivos Nacionales de esas categorías están en la preselección para el Centroamericano. En esta ocasión, el galardonado como jugador destacado del año en las justas ticas, Sebastián Avilés, del cantón de Esparza, asistirá con la categoría Sub-11 tras ganar las cuatro medallas de oro en individual, dobles, dobles mixto y por equipos. Por su parte, en la Sub-13 competirán Rónald Solano y Alejandro Montoya.

“Alejandro Montoya en teoría debió haber ganado, pero el deporte es así. Rónald venía detrás de él y en Juegos Nacionales le ganó. Montoya es uno de los jugadores con más proyección, pues ganó el Centroamericano del año pasado y ha sido campeón con Sofía Pérez de Esparza, que también va en la Sub-13”, detalló Castro.

Pérez y Lucía Zabaleta dominan su categoría, incluso, el año pasado quedaron empatadas en todo y tuvieron que hacer un partido adicional. A nivel internacional son fuertes y se espera que peleen el oro en este torneo, según el dirigente.

“En la Sub-13 esperamos repetir el éxito del año pasado, donde algunos fueron campeones en dobles, en dobles mixtos y por equipos. Vamos cargados de ilusiones con metas concretas, queremos que otra vez lleguen a las finales. En la Sub-11 queremos que los niños se desarrollen, pues el año pasado no nos fue tan bien, pero este año van bien fogueados por los Juegos Nacionales, que siempre nos queda justo para este torneo centroamericano”, manifestó.

Los cantones intensifican los entrenamientos previo a Juegos Deportivos Nacionales, por lo que los muchachos llegan a Centroamericanos con una curva de rendimiento muy alta, lo que permite tener buenos resultados. De hecho, hay posibilidades de que los mismos atletas participen en octubre en el torneo latinoamericano.

En tenis de mesa, México compite con Centroamérica

Este factor complica las cosas para Costa Rica, pues por los recursos de México, en las categorías mayores se nota la diferencia con los tenismesistas ticos, pero a este nivel la diferencia no es tanta porque los jugadores no están desarrollados en su totalidad, según Castro.

“En México cada estado tiene, por decirlo así, su selección y sus propios trabajos, por lo que le aportan así a la selección azteca, nosotros aquí somos los que hacemos todo lo de la selección, cada cantón hace lo suyo, pero sí se nota la diferencia de nivel. Nosotros solo tenemos un entrenador, mientras que allá cada estado tiene dos o tres”, dijo.