Otros deportes

Sara Sorribes da primera sorpresa en el tenis al eliminar a la número uno del mundo

Ashleigh Barty ganó Wimbledon recientemente, pero su favoritismo no se impuso en Tokio y quedó eliminada en primera ronda

La española Sara Sorribes dio la primera gran sorpresa en el torneo olímpico de tenis al eliminar en primera ronda a la número uno mundial, la australiana Ashleigh Barty, tras ganar a la reciente ganadora en Wimbledon por 6-4 y 6-3, este domingo en Tokio.

Sorribes (N.48 del ranking WTA) basó su victoria en un juego muy sólido, con solo cinco errores no forzados, para derrotar a una Barty que falló más de lo habitual (27 errores) y citarse en segunda ronda con la vencedora del duelo entre la francesa Fiona Ferro y la letona Anastasija Sevastova.

Barty se vio sorprendida al inicio del partido por el juego de la española, que rompió el servicio de la australiana en los juegos 3 y 5 para colocarse 4-1 en el marcador, una ventaja que le permitió cerrar el primer set por 6-4 en 49 minutos.

La número uno mundial no reaccionó en la segunda maga y volvió a perder el saque de inicio, aunque lo recuperó inmediatamente para llegar 3-3 al momento decisivo del partido, cuando Sorribes volvió a hacer el ‘break’ y lo confirmó con su servicio.

Presionada, con 5-3 abajo, Barty falló varias pelotas claras en el último juego, que acabaría perdiendo de nuevo con su servicio para servir en bandeja la victoria a la española.

“Para mí ya era un sueño estar aquí. Ganar además a la número 1... ¡No puedo pedir más!”, declaró la española en la zona mixta del Ariake Tennis Park. “No puedo ser más feliz”, insistió.

La jugadora castellonense no pudo tener mejor estreno en una cita olímpica: “Llevo muchos años pensando en los Juegos y quiero seguir disfrutando de la experiencia, por lo que voy a luchar hasta la última pelota, pase lo que pase”.

La española está realizando una gran temporada, en la que ha ganado el primer torneo de su carrera (Guadalajara) y poniendo en dificultades a jugadoras de más nivel como la canadiense Bianca Andreescu (Miami) o más recientemente a la alemana Angelique Kerber (Wimbledon).

“Venía de perder partidos muy duros con jugadoras muy buenas, pero veía que cada vez lo tenía más cerca”, explicó.

Murray renuncia a retener la corona

“Cuando vi que me tocaba con Barty me enfadé porque pensé que podía ganar varios partidos aquí, pero me duró 24 horas y después me concentré en el partido”, añadió, Sorribes, que también jugará en dobles con su amiga Paula Badosa, que también logró el sábado meterse en segunda ronda.

Barty, por su parte, admitió “estar decepcionada” y justificó la derrota al hecho de que “simplemente no fue mi día”.

“Nunca me sentí cómoda en la cancha y no fui capaz de jugar mi tenis. cometí demasiados errores”, añadió la australiana.

La derrota de Barty, gran favorita al oro en Tokio-2020, se produjo apenas unos minutos después de que se anunciase que el británico Andy Murray, campeón olímpico en Londres-2012 y Rio-2016, no competirá en el torneo de simples para preservarse para la prueba de dobles.

“Estoy muy decepcionado por tener que renunciar, pero el cuerpo médico me desaconsejó participar en los dos torneos. He tomado por lo tanto la difícil decisión de retirarme del cuadro individual y centrarme en el doble junto a Joe” Salisbury, explicó Murray.

A sus 34 años y siendo 104º de la clasificación ATP, el escocés continúa intentando recuperar su mejor nivel tras una importante operación de cadera en enero de 2018.

Junto a Salisbury, Murray protagonizó otra sorpresa el lunes al eliminar a una de las duplas favoritas al oro en el torneo de dobles, la formada por los franceses Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Mahut.