Fiorella Masís. 19 mayo
El atleta Roy Vargas, una vez cumplido el reto de volver a a una media maratón, en la llegada en el Parque Central de San José. Fotografía Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo
El atleta Roy Vargas, una vez cumplido el reto de volver a a una media maratón, en la llegada en el Parque Central de San José. Fotografía Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo

Fue como aprender a caminar de nuevo y luego correr, hasta cruzar la meta de su primera media maratón tras casi tres años de una grave lesión.

El atleta de antaño Roy ‘Cachorro’ Vargas completó este domingo los 21 kilómetros de la Maratón de San José.

Pudo ser una competencia más en su extenso y glorioso currículo sobre el asfalto, pero no... Tiene una historia especial.

En setiembre de 2016 se fracturó la rodilla derecha, lo que requirió cirugía y la colocación de tres pines. Se lesionó mientras caminaba y empezó un proceso largo de recuperación.

En ese entonces el pronóstico médico era que no iba a volver a correr, o al menos, era muy complicado. Pero él nunca lo creyó así.

Poco a poco el alajuelense rompió con esa idea y un año más tarde hizo 10 kilómetros, en la competencia del Colypro (Colegio de Licenciados y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes).

No contento con eso, siguió su pasión y se propuso volver a media maratón.

“Muy agradecido con Dios, mi familia, y todas las personas que me apoyan, porque no ha sido fácil. Hoy es el primer día que corro 21 kilómetros desde la lesión de casi 3 años, pero me sentí bastante bien”, contó.

Deseaba probar cómo respondía su rodilla, y aunque este domingo hubo dolor y ligeras molestias, eso no le impidió concluir.

"Es obvio (que le molestara), después de que un médico me dijera que no volvía a correr y aquí estamos, para Dios no hay nada imposible".

La memoria queda, dice Roy, en referencia a que lo aprendido desde tiempo atrás hace el camino más llevadero. La técnica y espuela vencen otras limitantes.

"Primero empecé caminando, luego trotando a 8 minutos por kilómetro, luego a 5 minutos, he venido trabajando poco a poco. No puedo ganar las carreras, pero poco a poco, tal vez tarde o temprano se me dé", agregó.

En su mente contabiliza más de 270 carreras en el país. Por eso no se apresura, lo más difícil ya lo hizo.

“Hay que dar campo a la juventud pero no me retiro. Desde 1995 he estado dentro de primeros lugares. Ahora es como volver a empezar, al principio da mucho miedo, porque ando corriendo con tornillos”.

Su próxima meta será llegar a los 42 kilómetros, pero ahora por última vez.

“Una última o dos más, lo máximo. Lo intentaré el próximo año seguramente”, concluyó.