Fiorella Masís. 23 marzo

El campeón mundial Xterra, Rom Akerson, sigue con buenos resultados y este sábado conquistó el Xterra de Argentina, en San Juan.

Rom Akerson sale del agua durante la competencia de Xterra en Argentina, la cual ganó este sábado. Foto: Facebook Xterra Argentina
Rom Akerson sale del agua durante la competencia de Xterra en Argentina, la cual ganó este sábado. Foto: Facebook Xterra Argentina

Hace algunos días, el ya nacionalizado costarricense, contó que quería seguir pensando en grande y llegar lo mejor posible a sus competencias.

Así sucedió y aunque esta carrera era parte de su preparación para el World Cross Championship del próximo 30 de abril, el resultado confirma sus aspiraciones.

Akerson completó la prueba con un tiempo de 2:47:01, sacando una diferencia de 44 segundos sobre el neozelandés Kieran McPherson, quien defendía este cetro. En tercer lugar arribó el brasileño Felipe Moletta (2:54:35).

Según indica el sitio oficial de Xterra, el tico tuvo una carrera complicada, pero pese a eso logró dejarse la primera posición.

La natación constó de unos 2 kilómetros (cuando debían ser 1,5 km), salió primero tomando una ventaja de 30 segundos. Se fue en bicicleta pero se equivocó en el camino, lo que le provocó perder la primera posición.

Pero las vicisitudes no paraban ahí. Akerson no conocía el trayecto y otra vez se volvió a perder. Se reintegró y no se separó de Kieran durante la primera vuelta de los 30 kilómetros.

En la segunda mitad Rom logró abrir espacio y llegó a la transición (ciclismo-atletismo) con dos minutos por encima de McPherson, según detalle el sitio oficial de la carrera.

Sin embargo, la velocidad conocida de McPherson no le permitió confiarse.

“Él es muy rápido, así que sabía que el día no había terminado. Salí corriendo fuerte y lo buscaba, pero no vi nada, luego, un par de kilómetros antes de terminar, miro hacia atrás y él está a 100 metros detrás de mí", explicó Rom.

Para la ficha de Coopenae, la carrera empezó desde antes que dieran la señal de salida.

Su bicicleta se perdió durante el viaje hacia Argentina y llegó a Mendoza, que está a dos horas de San Juan, el lugar de competencia, a las 2 de la madrugada del sábado.

Contrató un carro para ir por ella al aeropuerto, descansó un poco, luego se dedicó a armarla y apenas arribó 10 minutos antes de que cerrara el periodo para hacerlo.

La adrenalina finalmente pareció haberle ayudado para mantener un buen ritmo y ganar pese a las dificultades.

Akerson se está alistando para su primera meta del año: estar en el podio del campeonato mundial de la ITU, y el resultado en Argentina es un buen indicio.

En siete días, el nacional también disputará el Xterra en Chile.