Agencia AFP. 1 julio

El suizo Roger Federer recordó el épico partido que perdió en la final de Wimbledon 10 años atrás ante Rafael Nadal, calificando la rivalidad con el mallorquín como la que mantienen Leo Messi y Cristiano Ronaldo por ser el mejor futbolista del mundo.

Federer comenzará su recorrido en busca de su noveno título de Wimbledon el lunes ante el serbio Dusan Lajovic.

Róger Federer, durante la conferencia previa al arranque de Wimbledon. Fotografía: AFP.
Róger Federer, durante la conferencia previa al arranque de Wimbledon. Fotografía: AFP.

En la final de Wimbledon de 2009, Rafa Nadal se impuso al suizo en uno de los mejores partidos de la historia, que dio además inicio a la rivalidad que mantienen ambos astros de la raqueta por ser los mejores en su deporte, y que algunos comparan con la de Messi y Ronaldo.

"Seguro, sí (somos el Messi y el Ronaldo del tenis). Ellos mantienen una rivalidad de mucho tiempo atrás. Me pasa lo mismo con Rafa”, explicó Federer.

“Ellos son muy diferentes uno del otro. Creo que también hay similitudes entre ambos”, añadió.

Federer, con 20 títulos de Grand Slam, aventaja en tres grandes a Nadal.

Messi y Ronaldo se despidieron del Mundial de Rusia con Argentina y Portugal respectivamente, pero Federer y Nadal podrían coincidir en una nueva final de Wimbledon.

Partidos a partir de las 6 a.m. de este lunes: R. Federer (SUI) vs D. Lajovic (SRB), V. Lepchenko (EE.UU.) vs C. Wozniacki (DEN), S. Wawrinka (SUI) vs G. Dimitrov (BUL)

Con casi 37 años, el maestro suizo se fijó el colosal reto de revalidar el título, lo que no logra desde su época más hegemónica, algo que tratará de impedir el español Nadal, quien no supera los octavos desde el 2011.

Federer se reencontrará el lunes con la pista Central, su escenario fetiche, con la ambición de levantar el trofeo el 15 de julio, todo un récord.

Pero para ello deberá superar a sus rivales, las estadísticas y al paso del tiempo. Porque el hombre de los 20 títulos de Grand Slam no suma dos grandes consecutivos desde 2007.

Rafael Nadal. Fotografía: AFP.
Rafael Nadal. Fotografía: AFP.

Aquel año logró su quinto Wimbledon consecutivo en su jardín inglés y finalizó la temporada con tres de los cuatro grandes en su bolsillo. Rafa Nadal evitó que hiciera pleno en Roland Garros.

El propio Nadal le superó en 2008 en una final épica y Federer recuperó su corona inglesa un año después. Luego tuvo que esperar a 2012 para reconquistar Wimbledon.

Su triunfo del año pasado puso fin a cinco años de sequía en Wimbledon, con un recorrido inmaculado sin conceder un solo set en contra.

Convertido en el único tenista de la historia en haber ganado ocho veces Wimbledon, en su intento de revalidar el título Federer llega a Londres fresco físicamente. Al igual que el año pasado, realizó un parón de dos meses y medio, sin participar en la temporada de tierra batida.

Su preparación sobre hierba estuvo adornada con el título en Sttutgart, el 98º de su carrera. Pero en Halle el croata Borna Coric impidió que añadiese a su palmarés el décimo título en el torneo alemán y además perdió el número uno del ranquin ATP en detrimento de Rafa Nadal.

“Solo creo que es normal jugar como hoy cuando se juegan más o menos 12 días consecutivos y se juegan muchos partidos”, relativizó el suizo.

Federer, durante una práctica previa en The All England Tennis Club.
Federer, durante una práctica previa en The All England Tennis Club.

El sorteo deparó que el joven croata de 21 años (21º del mundo) sea su posible rival en octavos de final. Pero antes Federer debutará ante el serbio Dusan Lajovic (57º).

El tenista mallorquín se postula como uno de los pocos que pueden arruinar los planes de Federer.

Nadal, de 32 años, con 17 Grand Slams en su cuenta, no puede desaprovechar oportunidades de acercarse a Federer como tenista con más grandes de la historia. El mallorquín ha ganado tres de los cinco últimos torneos de Grand Slam; dos ediciones de Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos de 2017.

"Las expectativas son siempre altas. No estoy aquí para jugar el torneo, estoy aquí para intentar tener un buen resultado”, confesó Nadal, quien comenzará su recorrido ante el israelí Dudi Sela.

Entre su undécimo título en Roland Garros y Wimbledon, el número uno del mundo no disputó un solo torneo, tan solo una exhibición. Aunque Nadal ganó Wimbledon en dos ocasiones (2008, 2010), no superó los octavos de final en ninguna ocasión desde la final perdida en 2011 ante Novak Djokovic.

El serbio, que busca su mejor nivel desde hace dos años, mostró signos de mejora, con su final en Queen’s, perdida ante otro croata, Marin Cilic.

Cilic, finalista el año pasado en Londres y este año en el Abierto de Australia, superado asimismo por Federer, quiere tomarse la revancha.