Fiorella Masís. 10 junio

Prácticamente tres meses después de cerrarse, la pista de atletismo del Estadio Nacional reabrió sus puertas este lunes para los entrenamientos de hasta 120 atletas por día, tanto élites como de categorías inferiores.

Los atletas utilizan la pista y el campo para sus prácticas. Foto: Fecoa
Los atletas utilizan la pista y el campo para sus prácticas. Foto: Fecoa

Ahora los deportistas pueden realizar sus entrenamientos en un 50% de la capacidad de estas instalaciones, que no es menor número. Durante una sesión de hora y 30 minutos, hay espacio hasta para un máximo 30 personas, aunque en los primeros días no se ha llegado a ese tope.

Ese número está dividido entre los atletas de pista y campo, con sus distintas modalidades. Por ejemplo, en pista es permitido 16 corredores distribuidos así: cuatro (separados carril de por medio) en lado este, misma cantidad en oeste, norte y sur.

También son ocupados los espacios para lanzamiento de bala, jabalina, así como saltos, entre otros; para cada uno, solo se permiten cuatro personas por práctica.

Los horarios habilitados son a las 6, 8, 10 a. m. y 12 mediodía y deben estar 15 minutos antes. Entre cada entrenamiento hay media hora para que personeros de la Federación Costarricense de Atletismo desinfecten los implementos, además de evitar aglomeraciones entres quienes salen e ingresan.

Los atletas deben estar acompañados de su entrenador, quien será el encargado de velar por el cumplimiento de las medidas contenidas en el protocolo.

Entre las obligaciones están el lavado de manos, desinfección del calzado, medición de temperatura antes de ingresar, no conversar en la pista durante la práctica, llevar su respectiva hidratación, paño para secarse la cara y alcohol en gel, abstenerse de escupir en la pista.

Antes de ingresar al Estadio Nacional se les toma la temperatura. Foto: Fecoa
Antes de ingresar al Estadio Nacional se les toma la temperatura. Foto: Fecoa

“Me siento contenta y satisfecha de haber logrado el regreso de los deportistas a la pista, confiada que tanto ellos como los entrenadores asuman un compromiso para que así cumplan todas las disposiciones que marca el protocolo y puedan seguir utilizando las instalaciones. La Fecoa ha dotado todas las necesidades de higiene e implementos para que trabajen de la mejor manera” indicó la presidenta de la federación, Geen Clarke.

Ella espera que poco a poco las instalaciones sean aprovechadas por más deportistas, pues antes de la pandemia eran unos 1.200 atletas los autorizadospara entrenar en el Nacional.

Durante las prácticas podrían haber visitas sorpresa de algunas autoridades como el Icoder, Ministerio de Deportes e inspectores del Ministerio de Salud, quienes fiscalizarán el cumplimiento del protocolo.

La apertura representa una excelente noticia para atletas que solo cuentan con este espacio para entrenarse de la manera más adecuada posible.

"Los seleccionados nacionales necesitan retomar su nivel, el trabajo en casa no es igual que el específico que se puede hacer acá, especialmente por las condiciones que hay, los implementos y la pista. Agradecer a la Fecoa por habilitar el espacio", comentó Andrea Quirós, entrenadora de atletas del Comité de Deportes de Escazú.

Una atleta realiza ejercicios de calentamientos en el Estadio Nacional. Foto: Fecoa
Una atleta realiza ejercicios de calentamientos en el Estadio Nacional. Foto: Fecoa

El atletismo es el primer deporte que regresa al Estadio Nacional, donde anteriormente también ha hecho uso de las instalaciones disciplinas como tiro con arco y ajedrez.

De acuerdo con Ricardo Chacón, administrador de la Joya de La Sabana, estos deportes han estado preparando su protocolo para volver.

La mayoría de oficinas ocupadas por las distintas federaciones han estado vacías la mayor parte del tiempo durante estos tres meses; por ahora solo trabajadores del Icoder hacen uso de estas.

Chacón se abstuvo de indicar cuánto dinero ha dejado de percibir el Estadio Nacional durante la emergencia por el coronavirus, aunque no escondió que son montos importantes, pues este recinto depende de actividades como partidos, conciertos, ferias, convenciones, etc.

“Estamos igual que todos, solo esperando pasar esta difícil situación y que poco a poco se puedan abrir más espacios, pero siempre teniendo de primero la salud de los costarricenses”, comentó.