Otros deportes

Puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn se colgó el oro en los 100 metros vallas

Ella ganó la final con un crono de 12 segundos y 36 centésimas, por delante de la plusmarquista mundial estadounidense Kendra Harrison (12.52), plata, y de la jamaicana Megan Tapper (12.55), bronce

La puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn se proclamó campeona de los 100 metros vallas en los Juegos de Tokio y dio a su país el segundo oro olímpico de su historia, después del conseguido por la tenista Mónica Puig en Rio-2016.

Camacho-Quinn, que había sorprendido dominando los cronos de las series y de las semifinales en donde la costarricense Andrea Vargas fue novena, culminó la sorpresa.

Ella ganó la final con un crono de 12 segundos y 36 centésimas, por delante de la plusmarquista mundial estadounidense Kendra Harrison (12.52), plata, y de la jamaicana Megan Tapper (12.55), bronce.

Para Puerto Rico es su primera medalla en Tokio-2020 y la novena de su historia.

Las seis primeras fueron para sus boxeadores, entre las ediciones de 1948 y 1996. En Londres-2012 llegaron los dos primeros metales de Puerto Rico fuera del ring, los bronces del atleta Javier Culson (400 metros vallas) y del luchador Jaime Espinar (84 kg).

Camacho-Quinn, de 24 años, había presentado su candidatura al título el domingo al asombrar en semifinales con un crono de 12.26, un récord olímpico que le dejó además a apenas seis centésimas del récord mundial de Kendra Harrison (12.20, vigente desde julio de 2016).

Para la vallista puertorriqueña, Tokio-2020 ha sido la revancha perfecta del trauma vivido en los Juegos de Rio-2016, cuando quedó eliminada en semifinales al tropezar con una de las vallas del final de su recorrido.