Fiorella Masís. 6 mayo

Desarrollar la natación u otros deportes que necesiten de piscinas olímpicas o semiolímpicas, como el triatlón, se puede convertir en un problema para las provincias costeras del país.

Si se habla de Limón y Puntarenas, las posibilidades son casi nulas, apenas tienen dos piscinas cada provincia y solo una de ellas es pública.

Incluso, la piscina Municipal del Roble de Puntarenas, inaugurada en 1995, está cerrada desde hace algunos años.

ABANDONO DEL BALNEARIO MUNICIPAL DE EL ROBLE GENERA INDIGNACIÓN ENTRE LOS PORTEÑOS Así luce una de las piscinas en el...

Posted by Acontecer Espartano y Algo Más. on Wednesday, August 17, 2016

Según indicó el presidente del Comité de Deportes de Puntarenas, Mauricio García, la idea es repararla este año.

“Ya tenemos el plano para la remodelación y está el dinero, pero se tiene que aprobar, solo faltan trámites de papeleo que pueden llevar algunos meses. Ya está hecho el cartel de licitación y solo se debe abrir”, comentó.

Los arreglos no solo los requiere la piscina, sino todo sus alrededores: baños, duchas y alumbrado, entre otras cosas.

Este faltante en la comunidad también ha afectado a deportistas de la zona, como Yuliana Mora, quien en marzo estuvo en los Juegos Mundiales de Olimpiadas Especiales y su entrenamiento lo realizó en el río Naranjito.

“Los atletas de Juegos Nacionales están preparándose en la playa también, por el Hotel Tioga, pero es complicado”, agregó García.

La otra o única opción es la de Nubes School, un centro educativo privado ubicado en Jacó.

Piscina privada del centro educativo Nubes School, en Jacó. Foto: Cortesía
Piscina privada del centro educativo Nubes School, en Jacó. Foto: Cortesía

Es de 25 metros, con cuatro carriles, y se alquila a la asociación de natación de Garabito, para clases fuera del horario lectivo.

Rodrigo González es el instructor a cargo y asegura que su grupo está afiliado a la Federación y cuando se trata de competencias, normalmente les toca asistir al Valle Central.

*En el siguiente mapa encontrará la ubicación de piscinas que hay en el país. Al presionar sobre cada icono de color se abrirá información de horarios y precios*.

Navegar mapa touch_appimport_export 
Práctica de la natación

En Costa Rica hay al menos 83 piscinas —de 50 o 25 metros— para la práctica de la natación, pero la mayoría están en el Valle Central. El 40% de los 82 cantones nacionales tienen una. En este mapa puede ubicarlas.

FIORELLA MASIS Y ÉDGAR JIMÉNEZ  

“Lo ideal sería descentralizar y darle oportunidad al resto del país, con este faltante de piscinas nos vemos afectados porque todo se hace en San José, Heredia o Alajuela, o tal vez en Guanacaste”, comentó.

En Limón la situación también es crítica. De hecho, en este momento el Comité Cantonal de Deportes no desarrolla ni la natación ni el triatlón.

“No tenemos entrenador de natación, eso es un problema, pero estamos buscando uno y usaríamos la piscina de la UCR”, explicó el presidente Alberto Charles.

Esta piscina es abierta a la comunidad en general, mediante montos por día o mensualidades. Por ejemplo, un niño tendría que pagar ¢250 por día y un adulto ¢1.000, sin instructor.

Mientras que para nadar con una guía existen cursos que los da una persona externa a la Universidad, sin embargo, no se brindaron mayores detalles.

La otra piscina de la provincia está a 90 kilómetros de distancia, en el hotel Suerre, en Guápiles, exclusiva para socios o huéspedes.

Mientras que Guanacaste tiene más opciones, seis en total. Sin embargo, la distribución se concentra en tres de 11 cantones.

Liberia cuenta con dos: una totalmente privada y otra con algunas restricciones, en la Universidad de Costa Rica. Ahí la entrada general es de ¢1.500 sin instructor, y actualmente la utilizan atletas del Comité de Deportes y alumnos de la institución.

Después hay tres en Santa Cruz y otra en Nicoya. Esta última considerada entre las mejores del país, de 50 metros y hecha para los Juegos Nacionales de 2002.

En los ocho cantones restantes de una provincia de gran magnitud, no existen otras infraestructuras para la práctica de este deporte.

Una de las tres piscinas de Santa Cruz está ubicada en Flamingo, en La Paz Community School, un centro educativo privado donde imparte lecciones la Asociación Sin Límites, que pertenece a Connect Ocean.

Esta empresa es conocida por generar diferentes programas relacionados con el agua, enseña la prevención del medio acuático, con cursos básicos de guardavidas, por ejemplo, y también involucrada en el buceo.

Esta es la piscina de La Paz Community School, en Flamingo. Foto: Cortesía Leonardo Almanza.
Esta es la piscina de La Paz Community School, en Flamingo. Foto: Cortesía Leonardo Almanza.

Sin Límites es parte de esos programas, como academia de natación.

“Los de altos recursos tienen piscina en casa o tienen acceso, los que no tienen, aprenden en ríos o el mar, pero realmente es donde ocurren accidentes porque no tienen aprendizaje correcto, ese es el punto que atacamos”, comentó Leonardo Almanza, instructor de la asociación.

Trabajan con personas con discapacidad y de escasos recursos, a quienes becan.

Alquilan la piscina de La Paz y mediante el pago de quiénes tienen capacidad económica se cubre el espacio de las personas de bajos recursos.

“Enseñamos a todo tipo de población, existen algunos con facilidades económicas que cursan nuestros programas acuáticos, generando becas para población de alto riesgo en la zona de Huacas, Brasilito y Potrero, buscando generar zonas seguras en la prevención del ahogamiento”, concluyó Almanza.