Juan Diego Villarreal. 28 agosto
Neshy Lee Lindo, Heiner Oviedo y Katherine Alvarado, son tres de los taekwondistas nacionales que participarán en el Open Costa Rica, en la categoría G1, a partir de este jueves. Fotografía: Alonso Tenorio
Neshy Lee Lindo, Heiner Oviedo y Katherine Alvarado, son tres de los taekwondistas nacionales que participarán en el Open Costa Rica, en la categoría G1, a partir de este jueves. Fotografía: Alonso Tenorio

La XII edición del Open Costa Rica de Taekwondo, que inicia este jueves, será el ensayo ideal para la Federación Costarricense de Taekowndo, que en mayo del próximo año será sede del Torneo Preolímpico que se organizará en nuestro país

Wilmar Alvarado, presidente de la Federación, resaltó el nivel competitivo que tendrá el campeonato, donde estarán todos los medallistas de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, así como competidores del resto de América y el Caribe, Europa e incluso Asia.

Además los competidores de la categoría G1 o élite estarán disputando los 10 puntos que se le otorgan al ganador de cada categoría, los cuales son puntuables para el ranquin mundial, de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Por nuestro país estarán participando entre otros los seleccionados Katherine, Alvarado, Heiner Oviedo, Juan José Soto y la medallista de bronce de Lima 2019, Neshy Lee Lindo.

“En total serán 1300 atletas de 31 países en las categorías G1, así como Juveniles y Cadetes, pero solo la primera da puntos para el ranquin. Para nosotros es importante que este torneo se desarrolle de la mejor forma, pues es nuestro ensayo para el Preolímpico del próximo año, por lo que deseamos que transcurra de la forma exitosa”, comentó Alvarado.

El jerarca de la Federación destacó que el torneo es considerado el mejor de América por las revistas especializadas, tiene un gran prestigio, se ubica en una posición equidistante entre Suramérica, Norte y el Caribe y es de fácil acceso para los atletas desde cualquier parte del mundo.

En este año el torneo se realizará en el NB Arena en Hatillo desde las 9 a.m. y hasta las 5 p. m. y el precio de las entradas es del ¢3.000.

“Confiamos en que nuestros atletas tengan una buena participación, porque en la categoría G1 los taekwondistas que vienen a competir tienen la obligación de puntuar. Mientras tanto, en la parte administrativa, queremos un evento eficaz para quedar satisfechos y pulir los detalles que nos queden de cara al Preolímpico, donde los dos primeros de cada categoría clasificarán a Tokio 2020″, dijo Alvarado.