Noelia Vargas: estudia, hace práctica universitaria, entrena en la madrugada y supera a los hombres en el campeonato nacional

Apenas tener tiempo para realizar su práctica profesional univesitaria y entrenar en las madrugadas no le impidió a la puriscaleña proclamarse monarca de los 20 kilómetros de ruta, tras una ardua lucha mano a mano con la mexicana Alegna González.

La marchista costarricense Noelia Vargas Mena terminó agotada, luego de mantener una lucha mano a mano con la mexicana Alegna González, quien fue la invitada de honor en el campeonato nacional de marcha, en la distancia de 20 kilómetros de ruta, realizado este domingo a las 6 a. m. en el circuito del Estadio Nacional.

Noelia y Alegna se enfrascaron en un gran duelo. La tica dominó la prueba durante la primera medio hora de competencia; posteriormente, la azteca, campeona mundial juvenil en Tampere, Finlandia en 2018, alcanzó a la tica a falta de tres kilómetros para concluir el evento, cuando apretó el acelerador y se fue en solitario para quedarse con la primera posición.

Vargas se quedó con la segunda casilla, luego de que la también mexicana Sofía Ramos no terminó la prueba, y se dejó el cetro nacional demostrando que continúa por buen camino en su afán de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio. Así mismo, el cetro nacional le dará puntos para el ranquin de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

La prueba fue tan intensa y disputada que tanto Alegna como Noelia hicieron mejor tiempo que los varones al final de la jornada. La azteca concluyó con 1 hora, 34 minutos y 01 segundo (1:34:01), mientras la nacional quedó a 38 segundos (1:34:39). Ambas jalaron continuamente de forma vertiginosa.

This browser does not support the video element.

Por su parte, el representante de San José, Juan Manuel Calderón, se dejó el primer lugar entre los hombres con un ‘crono’ de 1:35:31.

Noelia, quien estudia Derecho y actualmente realiza su TCU (Trabajo Comunal Universitario) o práctica profesional en el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) en Puriscal, no ocultó estar muy cansada por los entrenamientos en horas de la madrugada, su jornada de trabajo y asistir a la universidad, durante el último mes.

“Fue una competencia bastante complicada, porque desde que empezó el año he estado haciendo el TCU. Físicamente se me ha hecho muy agotador el iniciar los entrenamientos a las 3 a. m., luego ir al PANI y estar ocho horas de pie, trabajando, realizando diversas gestiones y luego ir a la universidad. Hacer el TCU es una experiencia muy bonita, me han tratado muy bien, aunque es cansado”, comentó Vargas.

Grandes metas. Noelia este año no solo se propuso como meta asistir a la Olimpíada, también desea terminar sus estudios y graduarse a mediados de agosto, por lo que el esfuerzo que debe hacer es muy grande, sin embargo, aseguró estar preparada para afrontar ambos retos.

“La primera semana decía ‘no voy a aguantar’, porque al tener que entrenar de madrugada, se me hacía muy duro, pero poco a poco me fui adaptando, aunque es muy cansado. Del TCU me quedan dos semanas, lo que me dará tiempo para ajustar los entrenamientos y así asistir al Centroamericano de Guatemala, en abril y hacer una mejor marca. Todo es ir poco a poco”, dijo Vargas.

Sobre el duelo con Alegna González, la puriscaleña explicó que al principio empezó rápido y tomó la delantera. A los seis kilómetros sintió que el esfuerzo le pasó factura y a falta de 3.000 metros para concluir la prueba la azteca tomó la ventaja y no pudo seguirla.

“El circuito del Estadio Nacional es uno de los más difíciles del mundo a nivel de marcha. Tiene una pendiente, hay mucho viento y es muy quebrado, por lo que te hace perder mucho ritmo. Sin embargo, pude hacer mi mejor marca en este recorrido y la verdad estoy muy contenta, pues pese al cansancio de los entrenamientos y el trabajo pude hacer buena competencia”, manifestó Vargas.