Juan Diego Villarreal. 31 marzo
"Ahora lo que me queda es mantenerme en casa, así lo estuve haciendo antes del sábado. Solo salía a realizar mi rutina de bicicleta para mantenerme en forma", Noe Mar McGonagle. Fotografía: John Durán

En su casa en Playa Hermosa de Jacó, en Garabito de Puntarenas, el surfista Noe Mar McGonagle trata de sobrellevar la difícil situación que vivió tras ser aprendido por la Policía Municipal de Jacó, el sábado anterior, luego de ingresar a surfear al mar y desobedecer la orden del Ministerio de Salud, ante el nuevo coronavirus que provoca covid-2019.

Noe Mar admitió a La Nación estar avergonzado de su acción, confiesa que no pensó que la situación fuera tan grave, pero aseguró que las medidas tomadas fueron las más efectivas y ahora espera que las personas no sigan su mal ejemplo, sino que por el contrario, obedezcan los lineamientos.

¿Por qué tomó la decisión de ingresar al mar el sábado?

Ese día había ido al centro de Jacó a realizar unas compras y vi a varias personas surfeando. Al volver a mi casa, en Playa Hermosa, que está como a 150 metros de la playa, pensé en ir a entrenar, tenía varios días sin hacerlo. Eran como las 10 a. m. Me adentré en el mar solo, a unos 200 metros de la orilla de la playa.

¿Qué pasó entonces?

De repente salieron como 10 policías que me hacían señas. Salí entonces, también estaban los salvavidas, a los cuales conozco muy bien a la mayoría. Me arrestaron, me dijeron que estaba haciendo mal y me llevaron por una hora a la delegación de Herradura. Después firmé y me dejaron libre. Ellos me trataron amablemente en todo momento.

¿Cuál es su sentimiento tras ser aprehendido?

Estoy muy arrepentido de lo que hice. Uno se siente mal porque sabe que está mal lo que hizo. También fue una oportunidad para aprender. Solo quería entrenar, mi ilusión era estar en la mejor condición posible para afrontar erl Mundial de la ISA en El Salvador, donde se disputarán los cupos a los Juegos Olímpicos. Bueno al final suspendieron el Mundial y da un poco de tranquilidad, por lo que esperamos que pronto se arregle el mundo para llegar con todo.

¿Pero usted sabía que era prohibido?

Sí, pero como había personas surfeando en Jacó, pensé en entrenar. Usted sabe que esto es mi forma de vida, dependo de este deporte. Pero después del arresto me sentí mal, irrespeté la ley y son cosas de las cuales uno debe aprender. Algunas personas creen que hice algo muy malo, pero no soy un criminal. Ahora lo que me queda es mantenerme en casa, así lo estuve haciendo antes del sábado. Solo salía a realizar mi rutina de bicicleta para mantenerme en forma.

¿Cómo tomó su familia lo qué vivió?

Mi familia me apoya, somos muy unidos. El mar para nosotros lo es todo. Es muy importante en nuestras vidas. Siempre estamos buscando el océano, para nosotros es la cura de todo. Jamás me hubiese imaginado ser arrestado por surfear o ver policías sacando surfistas del agua. La verdad son tiempos muy extraños y difíciles para todos.

¿Cuál es la mayor enseñanza después del arresto?

Que el mundo está teniendo cambios drásticos y que se se deben cumplir las leyes en todo momento, con las reglas y hacerles caso, aunque uno creo que no le está haciendo mal a nadie.

¿Qué le dirías a las personas que conocieron su caso?

Que me tomen como un ejemplo de lo que no se debe hacer en estos momentos, que no vayan a surfear o las playas, que se queden en sus casas como yo lo estaba haciendo, que hagan caso. Que si salen a correr o andar en bicicleta que lo hagan solos, que no lo hagan en grupo como dice el Ministerio de Salud, porque sé que es difícil mantenerse del todo en casa. También quiero aclarar que yo no soy la persona a la cual le dispararon en la playa.

¿Le afectó la parte económica o la relación con algún patrocinador?

En los últimos dos días estuve analizando lo que pasó, me sentía apagado. El lunes subí mi disculpa a las redes sociales y ahora me tocará conocer un poquito más en qué me afectará mi futuro. Ya no puedo hacer nada, más que disculparme con el pueblo costarricense, la Fuerza Pública, la Policía Municipal y los salvavidas por el error que cometí y seguir para adelante. Ver que nos depara el futuro.

¿En lo deportivo qué tanta tranquilidad le da que pasaran el Mundial de fecha?

Precisamente estuve entrenando dos semanas en El Salvador, de cara al Mundial que estaba programado para mayo, pero que ahora pasaron para junio, aunque no es fijo y la fecha definitiva la darían a conocer el 20 de abril. Yo me siento muy cómodo en esas olas, allí tuve buenos resultados, gané un torneo latinoamericano y llegue a finales. Solo espero que pronto nos den permiso de surfear.

¿Qué hará en la parte física?

Me quedaré en casa realizando mi rutina de ejercicios y lo combinaré con un trabajo especial de mountian bike que realizo en la montaña, en solitario para fortalecer mis piernas y tener la resistencia que me faltará al no poder correr las olas, hasta que se acabe está situación.