Agencia AP. 4 junio

Roger Federer y Rafael Nadal se enfrentarán en las semifinales de Roland Garros el próximo viernes, en horario por definir.

El suizo esperó siete años para volver a esta instancia del torneo francés, luego de imponerse en cuartos de final a Stan Wawrinka por 7-6 (7/4), 4-6, 7-6 (7/5) y 6-4, en un partido que estuvo interrumpido poco más de una hora por una tormenta.

El suizo Roger Federer celebró y agradeció a la afición tras la victoria sobre su compatriota Stan Wawrinka. Foto: AP /Jean-Francois Badias
El suizo Roger Federer celebró y agradeció a la afición tras la victoria sobre su compatriota Stan Wawrinka. Foto: AP /Jean-Francois Badias

Federer, número tres mundial y campeón del torneo en 2009, será por lo tanto el rival en la penúltima ronda de Nadal (2º), quien no tuvo ningún problema para deshacerse del japonés Kei Nishikori (7º) por 6-1, 6-1 y 6-3.

“Vine en parte para jugar contra Nadal aquí. Así que eso ya lo tengo”, celebró Federer en un mensaje al público desde la pista.

En la edición de su regreso a Roland Garros, cuatro años después y tras no jugar sobre tierra batida en 2017 y 2018, Federer continúa adelante con su particular aventura y volverá a enfrentarse a Nadal en la arcilla parisina, donde ambos ya protagonizaron cuatro finales, todas ellas ganadas por el español.

Por el momento, Federer se convirtió ya en el segundo semifinalista de Roland Garros de más edad (37 años y 305 días) en la era Open, solo por detrás del estadounidense de ascendencia mexicana Pancho Gonzales, que lo logró en 1968 con 40 años.

En los torneos del Grand Slam es el semifinalista de más edad desde que Jimmy Connors alcanzó esa ronda en el Abierto de Estados Unidos de 1991, con 39 años ya cumplidos.

El tenista de Basilea había perdido únicamente tres veces ante Wawrinka en sus 25 duelos anteriores, aunque uno había sido precisamente en cuartos de final de Roland Garros, en 2015, el año en el que ‘Stanimal’ terminó proclamándose campeón.

Wawrinka queda eliminado en estos cuartos, pero demostrando que está de vuelta.

No llegaba a esta ronda en un Grand Slam desde la edición de 2017 de Roland Garros, en la que fue subcampeón, justo antes de la doble operación de rodilla que le hizo alejarse de la élite, hasta el punto de estar hace un año en el puesto 263 de la clasificación ATP.

En este Roland Garros protagonizó, además, un partido épico, en el que ganó en cinco mangas al joven griego Stefanos Tsitsipas en octavos, después de más de cinco horas de emocionante batalla.