Steven Oviedo. 21 octubre
Howie Kendrick celebra una de las carreras que llevaron a los Nacionales de Washington a la Serie Mundial. FOTO: Patrick Smith/AFP.
Howie Kendrick celebra una de las carreras que llevaron a los Nacionales de Washington a la Serie Mundial. FOTO: Patrick Smith/AFP.

Los Nacionales de Washington están viviendo un cuento de hadas, en el que esperan tener un final feliz en su primera Serie Mundial ante los Astros de Houston.

Washington no estaba en el radar de los expertos para convertirse en el representante de la Liga Nacional en la Serie Mundial, debido a su nivel en la temporada y a los otros candidatos a llegar a este momento de la campaña.

Los Nacionales clasificaron a la postemporada como uno de los dos comodines de la Nacional, terminaron segundos en el Este con marca de 93 victorias y 69 derrotas, superado por los Bravos de Atlanta con marca de 97-65.

Al entrar como comodines, los Nacionales se midieron con los Cerveceros de Milwaukee, partido en el que casi quedan eliminados, pues lo perdían 3-0 luego de dos entradas, pero una gran octava entrada les permitió mantenerse con vida.

En la siguiente ronda los Nacionales dieron la campanada de la temporada, al tumbar al mejor equipo de la Nacional en la campaña regular: Los Dodgers de Los Ángeles, quienes terminaron con marca de 106-56.

Esta serie era al mejor de cinco partidos, pero los dirigidos por Dave Martínez fueron por detrás en casi toda la serie, ya que perdieron el primer juego y después caían 2-1, pero lograron ganar los últimos duelos para imponerse 3-2.

Ya en la disputa por el banderín de la Nacional, destrozaron a los Cardenales de San Luis, a quienes barrieron en cuatro juegos.

En dicha serie, los Nacionales solo permitieron seis carreras a los Cardenales y les marcaron 20, con lo que consiguieron su boleto a la Serie Mundial por primera vez.

Este es un equipo inexperto en estas instancias, pero también se debe a su poca historia en las Grandes Ligas, ya que la franquicia se fundó en 1969, pero como los Expos de Montreal y adoptó el nombre actual hasta el 2005.

Los Nacionales no quieren engrosar la lista de equipos que han pasado por la Serie Mundial sin ganar, como es el caso de Padres de San Diego, Rangers de Texas, Cerveceros de Milwaukee, Rockies de Colorado y los Rays de Tampa Bay.

Quienes se interponen en el sueño de los Nacionales son los Astros de Houston, quienes tuvieron el mejor récord de la temporada, con 107 victorias y 55 derrotas.

Los Astros eliminaron a los Rays de Tampa en la ronda divisional y después sacaron a los Yankees de Nueva York en una de las mejores series de la postemporada.

El equipo dirigido por AJ Hinch está en su tercera Serie Mundial, luego de haber perdido 4-0 ante los Medias Blancas de Chicago en el 2005 y ganar 4-3 ante los Dodgers de Los Ángeles en el 2017.

En los últimos cinco años, los representantes de la Liga Americana se llevaron tres de las cinco Series Mundiales.

La Serie Mundial inicia este martes a las 6:06 p. m. en Houston. El abridor de los locales es Gerrit Cole, quien tiene marca de 20-5 y ha ganado sus tres partidos de postemporada; mientras que para la visita lanzará Max Scherzer, quien tiene marca de 11-7 y ganó sus dos duelos de postemporada.