Agencia AP. 7 febrero

Los escombros del helicóptero que se estrelló el 26 de enero, pereciendo Kobe Bryant, su hija y otras siete personas, no muestran evidencia visible de una falla mecánica, informó el viernes la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

El helicóptero se estrelló el 26 de enero en Calabasas, California. Foto: AP/Mark J. Terrill, File
El helicóptero se estrelló el 26 de enero en Calabasas, California. Foto: AP/Mark J. Terrill, File

El helicóptero se estrelló contra la ladera de una colina en la localidad californiana de Calabasas. Los pasajeros se dirigían a un torneo de baloncesto juvenil en la academia Mamba Sports, propiedad del basquetbolista retirado. El equipo de Gianna era entrenado por Bryant y competía en el torneo.

La NTSB (siglas en inglés de la entidad federal) investiga el siniestro, incluyendo si una espesa neblina pudo incidir. El informe definitivo debe tardar al menos un año.

Un testigo dijo a la NTSB que el helicóptero volaba hacia adelante y descendente en medio de la neblina antes de estrellarse en la ladera. El testigo dijo que vio el helicóptero 1 o 2 segundos antes del impacto en la ladera.

El panel de instrumentos del helicóptero quedó destruido tras el impacto y la mayoría de los artefactos se salieron de lugar, según la más reciente actualización de la investigación por parte de la NTSB. Los controles de vuelo quedaron rotos y sufrieron daño por fuego.

Los investigadores sospechan, tras avistar que una rama de árbol en el sitio fue cortada, que los motores funcionaban y que los rotores giraban al momento del impacto.

El reporte dado a conocer el viernes fue meramente informativo y no reveló hallazgos sobre lo que causó el siniestro. Las muertes de las víctimas fueron atribuidas a fuertes traumatismos, según la oficina forense del condado de Los Ángeles.

Ara Zobayan era el principal piloto de la empresa Island Express Helicopters y había acumulado más 8.200 horas de vuelo. También se le había certificado para volar solo con instrumentos — un rango mucho más difícil de obtener y que permite a los pilotos volar de noche y en medio de nubes — y era el piloto de otras celebridades como Kawhi Leonard y Kylie Jenner.

La más reciente evaluación del piloto de 50 años incluyó entrenamiento para volar inadvertidamente en malas condiciones de tiempo. También cómo recuperarse si la punta de la aeronave se inclina muy alta o abajo, y qué hacer si el helicóptero se desvía pronunciadamente hacia un costado. El piloto recibió buenas calificaciones en la evaluación, realizada en mayo de 2018.