16 octubre, 2011
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Aunque estaba previsto para llegar al país en abril anterior, el menaje del Estadio Nacional se atrasará hasta febrero del próximo año.

Según William Todd, ministro de Deportes, la demora es porque el equipamiento del inmueble es donado por el gobierno de China.

“No es un factor nuestro, así es como se ha manejado por parte de la embajada de China”, indicó.

Todd añadió que los asiáticos, quienes construyeron y donaron el nuevo Estadio Nacional, solicitaron la visita de funcionarios costarricenses para que revisen los artículos que tendrá el menaje.

Esto fue corroborado por Luis Peraza, director del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), quien apuntó que serán tres las personas que viajen.

“Lo que los chinos quieren es que personeros del Icoder vayan a verificar que todo lo que pusimos en una lista es lo que ellos nos van a enviar, la idea es que estas personas vayan a China en noviembre, y que en diciembre se embarque el menaje”, añadió el director del Icoder.

El menaje, cuyo valor de acuerdo con Peraza es de ¢1.000 millones, incluye muebles para las 150 oficinas que habrá en el lugar, entre ellos: sillas, escritorios, armarios, archivadores y computadoras.

Para el hotel, con un máximo de 350 camas, y un mínimo de 260, vienen repisas, equipo de cocina y equipo audiovisual en grandes cantidades, además de camas.

“Claro que está totalmente tarde –el menaje–”, señaló Peraza.

Traslado. La tardanza con el menaje conlleva que el Icoder aún no se haya podido trasladar de sus viejas instalaciones, ubicadas en en el Gimnasio Nacional, al Estadio.

El plan original era que el Icoder llegara al Nacional el pasado setiembre, junto a las 35 federaciones deportivas que tiene el país.

El director del Icoder comentó que otro punto que se debe solucionar antes de trasladar el Icoder, es la conexión de Internet, que en este momento no tiene capacidad para dar servicio a mucho personal.

Los únicos sitios que no tendrán menaje son los ochos locales comerciales que están ubicados en el sector oeste de la infraestructura, los cuales serán alquilados.

Los locales no se alquilarán hasta que entre a regir el fideicomiso con el Banco Nacional.