Cristian Brenes. 16 agosto

Apenas a finales de julio participó en sus primeros Juegos Panamericanos, pero colgarse una medalla de bronce a los 16 años le ratificó a la taekwondista Neshy Lee Lindo que debe darle rienda suelta a su ambición. Por ello es que apunta a clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 siendo menor de edad.

Lindo vivió un momento mágico en Lima 2019. La timidez y ese miedo a lo desconocido se transformaron en euforia con su presea en los 57 kilos. Ya más en frío y con un deseo imperioso de comerse el mundo, la atleta señala que lo mejor para ella está por venir.

Lejos de sentirse satisfecha, quiere más y pese a su juventud, transmite con madurez que tiene que afinar detalles y prepararse mejor, para conseguir un boleto en las eliminatorias de marzo del 2020. Uno de sus puntos a favor es que este proceso se realizará en Costa Rica.

“Hasta ahorita es la medalla más importante que tengo, pero es un pedacito de lo que puedo ir logrando más adelante con mucho más trabajo. Voy a intentar ganarme un campo en Tokio 2020, me veo en esos Juegos Olímpicos. Es algo que quiero lograr y voy a trabajar muy duro para esto”, señaló la atleta.

La taekwondista Neshy Lee Lindo sorprendió a propios y extraños al dejarse la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. A sus 16 años la atleta se subió en el podio en sus primeros juegos. Fotografía: Alonso Tenorio
La taekwondista Neshy Lee Lindo sorprendió a propios y extraños al dejarse la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. A sus 16 años la atleta se subió en el podio en sus primeros juegos. Fotografía: Alonso Tenorio

Esta vecina de Desamparados empezó a practicar el taekwondo a los ocho años, llegó a la disciplina en busca de un deporte de más contacto, ya que la gimnasia no le daba esa adrenalina. Su familia aprendió con ella, juntos dejaron atrás los temores y ahora son su pilar.

La hija del exvelocista Cassius Lindo y nieta del exboxeador Albert Lindo empezó a competir con mayores en el 2019; no obstante, no ve esto como un obstáculo. A finales de agosto participará en el Open Costa Rica, certamen que considera un fogueo de lujo.

Eso sí, es una realidad que aún no cuenta con el respaldo necesario para adquirir más roce y estar más cerca de su meta.

“Me ha costado que me den ayuda. El Icoder me respalda, pero necesito más. Me ha costado encontrar gente que me patrocine, pero igual acá estoy. Siento que tal vez todo mejore y que se abran más puertas con patrocinadores, gracias a los resultados que estoy dando”, destacó.

Lindo explicó que tiene tiempo para afinar detalles y seguir creciendo. El estudiar en un instituto para sacar el noveno año le permite enfocarse en su disciplina, aunque sabe que no le será sencillo.

“Me han llevado a eventos en los que me han fogueado y he estado en varias competencias con mayores en el 2019 para ganar experiencia.. En Costa Rica se realizarán las eliminatorias en marzo, vendrá gente de todo el mundo a pelearse por ese campo. Solamente pueden ir dos categorías de hombres y dos de mujeres. En la Federación están haciendo una eliminatoria interna para definir quiénes van", finalizó.