Fiorella Masís. 2 noviembre, 2018

La Maratón de Nueva York es un duro escollo desde donde se le mire. Es una de las carreras favoritas de los ticos, pero entrar en ella sin pagar de más se vuelve un reto.

Corredores en la Maratón de Nueva York. Fotografía: AP

Si se compara con Chicago o Berlín, esta competencia tiene un nivel de exigencia mucho mayor y eso ya la hace diferente.

Pero enfrentarse a subidas, bajadas y columpios pronunciados es apenas parte del desafío, que empieza desde un año antes.

Aproximadamente de enero a febrero de cada año, la organización abre un periodo para que el atleta participe en la rifa por una inscripción. Ahí es un juego de suerte.

"Es difícil pegarse la rifa porque es de las más gustadas alrededor del mundo por el reto que significa, además el ambiente es increíble. Es una maratón compleja, no es plana y es muy táctica", comenta César Lizano, quien la corrió en 2013.

Esa es la primera opción para aquellos corredores que no tienen el nivel necesario para entrar por tiempo. Pero si usted tampoco topa con fortuna en el sorteo, hay otras oportunidades

Existen tour operadores autorizados a los que le puede comprar la inscripción, pero el precio se eleva. Por ejemplo, alguien que ganó la rifa pagó unos $350, mientras que quien la compre a una agencia, tendrá que desembolsar más de $500.

Para este domingo, cuando se dispute la edición 2018, habrá 181 costarricenses en las calles de la ciudad neoyorquina, aunque la organización no tiene registros de cuántos entran por rifa y cuántos mediante un tour operador.

Andrea Lizano fue una de las nacionales favorecidas con un cupo para este año. Será su cuarta maratón, pero hasta este año participó para estar en Nueva York.

"Estaba quitada, pero se armó un grupo bonito entonces decidí meterme. Pensaba que no iba a pegar y del grupo de amigos nadie pegó, solo yo", contó emocionada.

Alonso Vargas, de Tours Deportivos, comentó que su agencia vendió 85 inscripciones, una de esas la compró Lilliana Escudero, quien con 39 años debutará en la distancia madre del atletismo.

Corredores pasan por el kilómetro 35 en la edición de la Maratón de Nueva York 2017. Foto: TCS New York City Marathon
Corredores pasan por el kilómetro 35 en la edición de la Maratón de Nueva York 2017. Foto: TCS New York City Marathon

Con nervios, pero emocionada de la aventura, contó que al no tener suerte en la rifa, optó por empezar a pagar desde enero anterior un paquete completo, en el que viene la inscripción.

"Nueva York es una ciudad que me encanta, mi hermana gemela vive ahí y me gusta mucho, entonces por eso decidí correr ahí. Sé que es de las más complicadas, eso es lo que todo mundo dice y conozco maso menos el recorrido. Es un reto bonito", expresó.

Los 181 ticos en Nueva York representan la segunda mayor cantidad en los últimos años, después de los 199 que estuvieron en 2017.

Según datos brindados por el coordinador de comunicación de la maratón, de 2013 a 2014 hubo un aumento exponencial, pasando de 36 costarricenses inscritos a 114.

A partir de ahí se ha mantenido un promedio de 155 nacionales corriendo una de las maratones más importantes del mundo.

Participación de ticos en la Maratón de Nueva York de 2007 a 2017

Año  Cantidad 
2007  34
2008  21
2009  35
2010  40
2011   55
2012  no se brindó el registro
2013  36
2014  114
2015   112
2016   171
2017  199