Juan Diego Villarreal. 8 febrero
La boxeadora Jennifer Rodríguez y su mamá Kathia Rodríguez. Fotografía: Juan Diego Villarreal
La boxeadora Jennifer Rodríguez y su mamá Kathia Rodríguez. Fotografía: Juan Diego Villarreal

Con la mirada atenta de su madre Kathia Rodríguez, la boxeadora Jennifer Rodríguez derrotó a la nicaragüense Yobanella Sossa, por nocaut técnico, al minuto y 50 segundos de combate.

Rodríguez, quien realizó su segunda pelea como profesional, no le dio ninguna ventaja a su oponente en el duelo pactado por las 102 libras, en el BN Arena de la Ciudad Deportiva de Hatillo, en la velada donde Yokasta Valle expuso su título mundial ante la filipina Carleans Rivas.

Doña Kathia sufrió mucho viendo a su hija, pero disfrutó con el triunfo.

“Por mi hija lo doy todo, cuido carros, trabajo en casas y cojo café. Así saqué adelante a mis hijos y me siento muy orgullosa porque es muy duro para mí, pero acá tengo a mi campeona. Casi me descompongo al verla pelear, pero por dicha todo salió bien”, confesó la feliz madre.

Recordó que su hija entrena muy duro, por lo que siempre llega muy cansada a casa.

“Ella va a seguir adelante, boxeando, porque es lo que le gusta. Es mi campeona y siempre se esforzó para alcanzar las metas", reiteró Rodríguez.

Por su parte, Jennifer le dedicó la victoria a su madre y comentó que para la revancha ante Sossa se preparó mejor.

“Estoy feliz porque logramos llevar a cabo todo lo que habíamos planeado con mi entrenador Marco Delgado. Un debut es muy difícil, pero más las revanchas, por eso nos preparamos aún mejor, no tuvimos descanso y peleamos mucho mejor, explicó Rodríguez.