Otros deportes

Los Warriors parecen invencibles y quedan a un suspiro de barrer la serie ante los Cavaliers

Cleveland. AP. Todo hace indicar que los Warriors de Golden State revalidarán el título de monarca de la NBA.

Un tremendo paso dieron la noche de este miércoles al derrotar 110 a 102 a los Cavaliers de Cleveland, como visitantes, para poner la final de la NBA 3-0.

Los dos quintetos volverán a verse este viernes, a las 7 p. m. hora tica, en lo que podría ser el último partido, pues un triunfo de los de Oakland, California, acabará con la disputa por el cetro.

La gran figura de este tercer compromiso fue Kevin Durant, quien se despachó con 43 puntos, incluidos tres mediante un largo disparo que dejó el encuentro resuelto en el último minuto.

Luego de atinar su disparo de unos 13 metros, Durant permaneció inmóvil, para darle énfasis dramático a un logro que colocó el marcador en 106-100, en ese momento.

Golden State tomó una ventaja de 3-0 en la serie final, la cuarta consecutiva en la que se enfrentan estos dos equipos. De las tres anteriores, los Cavs solo pudieron dejarse una.

Aún si no completa la barrida, Golden State dispondrá de otras tres oportunidades de coronación.

LeBron James anotó 33 puntos y Kevin Love agregó 20 por los Cavs, que están ahora en una desventaja que ningún equipo ha remontado jamás en la historia de la NBA.

En las series de playoffs de esta liga, los equipos que caen a un déficit de 3-0 tienen una foja de 0-131, lo que nubla su panorama y hace añicos sus ilusiones.

Los Warriors salieron airosos pese a una mala actuación de Stephen Curry, quien acertó solo tres de 16 disparos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.