Steven Oviedo. 6 septiembre
Nick Foles, mariscal de campo de los Eagles, celebra tras anotar en el primer cuarto del Super Bowl 52. Fotografía: AP.
Nick Foles, mariscal de campo de los Eagles, celebra tras anotar en el primer cuarto del Super Bowl 52. Fotografía: AP.

Esta semana regresa la temporada regular de la NFL, en la que los Philadelphia Eagles, por primera vez en su historia, jugarán como campeones defensores, un peso al que no están acostumbrados y tendrán que lidiar con varios equipos que anhelan coronarse en el Super Bowl LIII, que se jugará en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta.

En las últimas 13 temporadas, ningún equipo ha logrado hilar dos cetros de manera consecutiva; los últimos que lo lograron fueron los New England Patriots en el 2004 y 2005, por lo que la presión estará encima de la escuadra que dirige Doug Pederson.

Además, los Eagles tendrán la dura tarea de ver quién será su mariscal de campo titular, pues Nick Foles arrancará la temporada tras haber derrotado a los New England Patriots en el Super Bowl anterior, pero en poco tiempo podría estar disponible Carson Wentz, quien fue el estelar en toda la campaña pasada.

Hay cuatro grandes aspirantes a ganar el trofeo Vince Lombardi, el primero de ellos son Los Ángeles Rams, quienes son liderados por el entrenador Sean McVay y tienen un equipo con jóvenes figuras que puede explotar en esta campaña.

El mariscal de campo de 23 años, Jared Goff, será el encargado de llevar por el camino de la victoria a los Rams; Goff lanzó 28 pases de anotación y solo permitió siete intercepciones y tendrá la gran ayuda del mejor corredor de la liga Todd Gurley, quien acumuló 1.305 yardas por tierra y 788 en la campaña pasada.

El brazo de Nick Foles puso a los Philadelphia Eagles en el Super Bowl luego de vencer a los Vikings. Al Bello/Getty Images/AFP
El brazo de Nick Foles puso a los Philadelphia Eagles en el Super Bowl luego de vencer a los Vikings. Al Bello/Getty Images/AFP

Los Rams, en la temporada pasada, cayeron en la ronda de comodines ante los Atlanta Falcons por 26-13.

Otro aspirante en la Conferencia Nacional son los Minnesota Vikings, quienes tendrán que acomodarse a su cambio de mariscal de campo, pues ahora los controles están en las manos de Kirk Cousins, quien estuvo seis años en los Washington Redskins y llegó con un contrato multimillonario.

Cousins tiene armas disponibles como los receptores Stefon Diggs y Adam Thielen, que junto al ala cerrada Kyle Rudolph conforman un potente ataque aéreo para los Vikings.

Los Vikings se quedaron en la antesala del Super Bowl, cuando fueron aplastados por los Eagles 38-7, por lo que para superar lo hecho en la campaña pasada tienen que llegar al último juego del torneo.

En la Conferencia Americana hay dos equipos que tienen años de ser los grandes candidatos: los New England Patriots y los Pittsburgh Steelers.

El mariscal de campo de los New England Patriots Tom Brady (12), lanza el balón ante la presión de la defensa de los Eagles en el Super Bowl 52. Fotografía: AFP.
El mariscal de campo de los New England Patriots Tom Brady (12), lanza el balón ante la presión de la defensa de los Eagles en el Super Bowl 52. Fotografía: AFP.

Los Patriots tienen en sus filas al mejor jugador de la historia de la NFL, Tom Brady, y ese argumento es suficiente para colocar a los de New England como aspirantes serios.

El principal aliado de Brady será Rob Gronkowski, quien es el ala cerrada más dominante de los últimos años y tiene más de 70 anotaciones en ocho temporadas.

Los Patriots solo pueden superar su torneo anterior ganando el Super Bowl, pues en la campaña pasada cayeron en dicha instancia contra los Eagles 41-33.

En el caso de los Steelers, tienen a Ben Roethlisberger como su mariscal de campo y si su estado físico se lo permite, es una garantía para su equipo.

Ben Roethlisberger busca su segundo campeonato de la NFL. /AFP
Ben Roethlisberger busca su segundo campeonato de la NFL. /AFP

Las armas del ‘Big Ben’ no son nada despreciables, pues cuenta con el mejor receptor de la liga: Antonio Brown y con uno de los mejores corredores Le’Veon Bell.

En el caso de Bell, un problema en su contrato lo ha alejado de las prácticas, pero si llega a un acuerdo con la dirigencia será un jugador muy productivo en el año.

Hay otros equipos que están un escalón más abajo que los cinco antes mencionados, pero en un deporte como el fútbol americano nada está dicho.

Ellos son los Green Bay Packers de Aaron Rodgers, los Dallas Cowboys con Ezequiel Elliot y Dak Prescott, los Saints de Drew Bress y los Carolina Panthers de Cam Newton.

Columna del invitado, Alonzo Solano, editor NFL Latino: ‘Si de drama deportivo se trata, la NFL sabe entregarlo domingo a domingo’

Atlanta es el destino. El Super Bowl 53 el objetivo. La NFL, conocida por ser la mejor liga deportiva del mundo regresa a la acción este fin de semana con 32 equipos con el sueño intacto de ganar el trofeo Lombardi.

La NFL profesa paridad y tal vez nunca ha sido tan cierto como este año. En el 2017 los Philadelphia Eagles demostraron que un equipo puede salir de la nada y ganar el título. Se necesita, talento, organización, atrevimiento, un gran entrenador y hasta suerte. El 2018 desea una historia igual.

Los campeones Eagles buscarán ser el primer equipo desde los New England Patriots del 2004 en repetir como campeones del Super Bowl. El reto es enorme, pues ya no volarán debajo del radar y más bien tendrán un blanco en la espalda. Son el equipo a vencer.

Para emular el improbable éxito de los Eagles el año pasado, Los Ángeles Rams se llenaron de estrellas en el 2018. Los Rams son la amenaza más grande al título de Philadelphia. Un equipo lleno de talento en ambos costados del balón, con un entrenador joven y atrevido salta en la Conferencia Nacional como la escuadra más completa de la NFL en el 2018. Es Super Bowl o nada para los Rams.

Minnesota pegó un grito al cielo y envió un mensaje al resto de la NFL al firmar al agente libre más codiciado de este año, el mariscal de campo Kirk Cousins. Los Vikings se quedaron al borde representar a la Conferencia Nacional en el 2017 y la llegada de Cousins es precisamente para dar finalmente el paso al gran juego.

La Conferencia Nacional será un baño de sangre entre equipos con mucha calidad buscando un puesto en el Super Bowl. La Conferencia Americana, al contrario, se asemeja más a una pelea de almohadas.

Tom Brady es el mejor mariscal de campo de la NFL. AFP
Tom Brady es el mejor mariscal de campo de la NFL. AFP

Los New England Patriots una vez más están en la conversación para llegar al Super Bowl, y mientras el mejor jugador en la historia, Tom Brady, siga como líder de la franquicia así será. A los 41 años de edad Brady desafía el invicto padre tiempo, pero no es él el problema, es el resto de su equipo que bajó en calidad ante las salidas de jugadores importantes, especialmente al costado ofensivo.

Cansados de ser siempre la promesa, los Pittsburgh Steelers de Ben Roethlisberger, Antonio Brown y Le’Veon Bell tienen su mejor oportunidad de acabar con la hegemonía de los Patriots en la AFC. Una vez pasen ese bloqueo mental que tienen al enfrentar a New England, podrán soñar con el séptimo trofeo Lombardi.

En teoría el campeón saldrá de la Conferencia Nacional, pero a la NFL no le gusta que le digan que hacer. Usualmente se traga a los favoritos en temporada regular y nos regresa una historia completamente inesperada en playoffs, como lo fueron los Eagles en el 2017.

Lo cierto es que estamos al borde del inicio de cuatro meses de acción en la liga menos predecible del deporte profesional. Si de drama deportivo se trata, la NFL sabe entregarlo domingo a domingo de Septiembre a Febrero.

Primera fecha:

Philadelphia Eagles – Atlanta Falcons (jueves 6:30 p. m.)

Baltimore Ravens – Buffalo Bills (domingo 11 a. m.)

New York Giants – Jacksonville Jaguars (domingo 11 a. m.)

New Orleans Saints – Tampa Bay Buccaneers (domingo 11 a. m.)

New England Patriots – Houston Texans (domingo 11 a. m.)

Minnesota Vikings – San Fancisco 49ers (domingo 11 a. m.)

Miami Dolphins - Tennesse Titans (domingo 11 a. m.)

Indianapolis Colts – Cincinnati Bengals (domingo 11 a. m.)

Cleveland Browns – Pittsburgh Steeleres (domingo 11 a. m.)

Los Ángeles Charges – Kansas City Chiefs (domingo 2:05 p. m.)

Denver Broncos - Seattle Seahawks (domingo 2:25 p. m.)

Carolina Panthers – Dallas Cowboys (domingo 2:25 p. m.)

Arizona Cardinals – Washington Redskins (domingo 2:25 p. m.)

Green Bay Packers – Chicago Bears (domingo 6:20 p.m.)

Detroit Lions – New York Jets (lunes 5:10 p. m.)

Oakland Raiders - Los Ángeles Rams (8:20 p. m.)