Otros deportes

Los Bucks le ponen sabor a la final de la NBA

Milwaukee, EE. UU. / AFP. Luego de perder los dos primeros juegos en Phoenix, a los Bucks -y a la final de la NBA también- les cayó muy bien el traslado a Milwaukee. La disputa se animó con el triunfo, por 120 a 100, de Giannis Antetokounmpo y compañía.

La estrella de los Bucks se lució con 41 puntos, 13 rebotes y seis asistencias, para poner 2 a 1 la serie ante los Suns y con otro juego en casa por delante, el próximo miércoles (7 p. m.).

Tras las dos derrotas iniciales, los Bucks estaban obligados a evitar una desventaja de 3-0 que ningún equipo ha remontado en la historia de los playoffs. Aún las estadísticas no están del todo a su favor, pero ya no es imposible la remontada: De 35 ocasiones en que las Finales arrancaron con un equipo en ventaja 2-0, solo en cuatro su rival pudo remontar la serie.

La última franquicia que lo logró fueron los Cleveland Cavaliers de LeBron James ante los poderosos Golden State Warriors de Steph Curry en 2016.

Los Bucks, tercer mejor equipo de la fase regular en la Conferencia Este, no habían encontrado la fórmula para superar a los Suns, un equipo que combina una magistral propuesta táctica dirigida por Chris Paul con el talento anotador de Devin Booker y la solidez defensiva de Mikal Bridges y DeAndre Ayton.

Aunque los Suns terminaron con ventaja en el primer parcial (25-28), los Bucks fueron contundentes en los dos siguientes (35-17 y 38-31), para amarrar una ventaja que les permitió un cierre sin contratiempos.