Juan Diego Villarreal. 6 agosto
Puriscal recibió a Andrea Carolina Vargas (derecha) con una caravana, tras ganar la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018, en el evento de los 100 metros con vallas. La acompañó su madre y entrenadora, Dixiana Mena. Fotografía: Rafael Pacheco
Puriscal recibió a Andrea Carolina Vargas (derecha) con una caravana, tras ganar la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018, en el evento de los 100 metros con vallas. La acompañó su madre y entrenadora, Dixiana Mena. Fotografía: Rafael Pacheco

La marca de 12 segundos y 90 centésimas, con la cual la atleta Andrea Carolina Vargas conquistó la medalla de oro en el evento de los 100 metros con vallas, en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, equivale al tiempo 179 de la temporada.

Vargas, cuya progresión en sus cronos ha sido notable desde el año anterior, al mejorar su registro en seis oportunidades, tiene a 43 atletas, de 14 nacionalidades por encima de ella, esto porque varias han logrado, en más de una oportunidad, mejorar sus tiempos. Andrea requiere tiempos más bajos para cumplir sus sueños de representar al país en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Andrea Carolina tiene pendiente aún el NACAC (Campeonato Centroamericano, Norte y del Caribe de Atletismo en sus siglas en inglés), que se estará celebrando entre el 12 y 14 de agosto en Toronto, Canadá, así como el Iberoamericano de Atletismo del 24 al 26 de agosto en el estadio Chan Chan de Trujillo, Perú, eventos clave para continuar su progreso, antes de finalizar la temporada al aire libre.

Andrea Vargas fue recibida en Puriscal tras su participación en Barranquilla 2018

La mejor marca del año está en poder de la estadounidense Kendra Harrison con 12:36, quien además posee el récord mundial de la especialidad con 12:20, logrado en julio del 2016 en Londres, Inglaterra, batiendo por apenas una centésima la marca, hasta entonces vigente, de la búlgara Yordanka Dankova de 12:21, que data de agosto de 1988 en Stara Zagora, Bulgaria.

Es decir, la puriscaleña tendrá de ahora en adelante poco margen para vencer al cronómetro, por lo que requiere de mayor entrenamiento y dedicación, así como contar con las condiciones adecuadas para lograrlo.

El entrenador y analista de atletismo Jorge Lobo indicó que Andrea Carolina Vargas tiene una misión muy difícil por delante, pero no imposible, no solo para continuar bajando sus tiempo, sino además pensando en una clasificación a las Olimpiadas en la capital nipona.

“La evolución de Andrea ha sido muy buena. Pero en las pruebas de velocidad, al nivel en que se encuentra ella, la mejora es de centésimas, lo cual no es nada fácil. La única manera es entrenar con un equipo especializado que le permita mejorar sustancialmente y competir a un nivel igual o superior a sus marcas para que pueda bajar sus tiempos”, explicó Lobo.

De acuerdo al especialista, lo ideal es que Andrea pudiese integrarse a un equipo estadounidense (especialistas en esta disciplina) con el fin de que compita y pueda pulir su técnica, aunque tiene claro que el entorno que la rodea al ser madre de una niña le debe hacer pensar lo mejor para ella y su familia.

(Video) ¿Quién es la ganadora de la primera medalla de oro para Costa Rica en Barranquilla 2018?

“Siento que si he podido llegar hasta donde estoy entrenando con mi madre en Puriscal y en el Estadio Nacional, puedo lograr grandes cosas aún. Lo que sí se requiere es fogueos internacionales y tener campamentos en otros países para preparar las pruebas. Tampoco puedo irme muy lejos porque tengo familia y la verdad me siento muy bien en mi ambiente y nos ha dado resultados”, expresó Vargas a La Nación en una anterior entrevista cuando se le consultó sobre su futuro.

Otro punto a tomar en cuenta es la nueva reglamentación de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) para clasificar a los Juegos Olímpicos, ya que los atletas tienen dos caminos: por su posición en el ranquin mundial o bien haciendo la marca mínima que pide la Federación, las cuales serán anunciadas a finales de este año y debe realizarse entre el 1.° de julio de 2019 y el 29 de junio de 2020.

“La idea mía es mejorar los tiempos, porque nunca es suficiente y así poder llegar en una muy buena forma a los Juegos Olímpicos de Tokio. Sé que debemos entrenar muy fuerte”, confesó Vargas.

Andrea Vargas ganó oro en los Centroamericanos y del Caribe, en las semifinales su hija, Avril, fue

Según la IAAF, se establecerá un sistema de puntuación en el ranquin para efectos de clasificación, en el que se otorgarán puntos no solo por ganar, sino por participación en eventos, por lo que no será lo mismo salir vencedor en una prueba en la Liga Diamante que en un campeonato nacional. En el caso de los 100 metros con vallas únicamente habrán disponibles 40 cupos para Tokio.

“Aquí es donde no solo vale entrenar muy bien, sino también competir constantemente para estar dentro del ranquin de la IAAF. Se requiere salir constantemente del país para foguearse y hacer buenas marcas y asistir a eventos de renombre mundial. Para eso se necesita un equipo de trabajo y a estas alturas tanto el Comité Olímpico como la Fecoa deben tener la planificación adecuada para que Andrea tenga esos fogueos necesarios”, añadió Lobo.