Triatlonista nacional recibió la autorización de su entrenador tras unas pruebas realizadas en Phoenix, Arizona

Por: Fiorella Masís 27 mayo, 2017
Leo Chacón junto a Paraic McGlynn (izq.), quien le hizo la prueba de bike fitting, y su entrenador, Cliff English (der.).
Leo Chacón junto a Paraic McGlynn (izq.), quien le hizo la prueba de bike fitting, y su entrenador, Cliff English (der.).

Leonardo Chacón sí estará en el primer Ironman 70.3 que se realizará en Costa Rica, el próximo 18 de junio.

El costarricense recibió la autorización de su entrenador, Cliff English, después de realizarse unas pruebas en Phoenix, Arizona.

Chacón estaba en duda para esta competencia debido a una fisura sufrida en la tibia derecha a inicios de abril, por lo que necesitaba la aprobación de su técnico y cuerpo médico.

"Estoy más que feliz, uno como atleta desea competir siempre y hacerlo de nuevo en mi tierra, Guanacaste, me motiva muchísimo", comentó Chacón desde Estados Unidos.

Leo está en condiciones para estar en una carrera, pero no debe someterse a esfuerzos mayores.

"Los médicos acá en Estados Unidos coinciden con los de Costa Rica en que mi lesión va en franca mejoría y que por ello debo tener un bajo volumen de carrera. Debo trotar en zacate", reconoció.

Esta será la segunda competencia de medio Ironman en la que incursiona el nacional, quien en marzo anterior debutó en Puerto Rico. Fue justamente en ese evento donde se lesionó.

Ahora, el panorama es diferente para él, primero porque desea con ansias competir en Costa Rica y segundo por las condiciones en las que hará la carrera.

"Es una buena oportunidad de apoyar a mi país, a los amantes del triatlón, a los atletas y turistas. Cliff quiere ver mi rendimiento en la natación y ciclismo; sabiendo que cuando corra la tendencia desde ahora hasta el evento será la misma, no forzaré correr duro ni mucho menos. Si me bajo a correr en el evento y siento alguna molestia no forzaré por terminar", explicó el tico.

En Phoenix, el triatlonista también se sometió al bike fitting, prueba en la que se busca la mejor postura en la bicicleta.

Leo fue analizado por dos biomecánicos que hicieron ajustes en su bicicleta de contrarreloj, la cual se utiliza en triatlón de larga distancia.

Tras competir en Ironman 70.3, la temporada del nacional sigue en agosto, con el mundial Xterra de la ITU (Unión Internacional de Triatlón).