Fiorella Masís. 27 octubre, 2020

La semana pasada Leonardo Chacón tomó un vuelo hacia Europa para regresar a las grandes ligas del triatlón, esta vez desde una perspectiva diferente.

Carlos Quinchará y Leonardo Chacón se trasladan en bicicleta en la ciudad de Barcelona, España. Foto: Cortesía de Leonardo Chacón
Carlos Quinchará y Leonardo Chacón se trasladan en bicicleta en la ciudad de Barcelona, España. Foto: Cortesía de Leonardo Chacón

Con millas de viaje que le regalaron, esfuerzos personales y la mano de amigos en el viejo continente, el extriatleta olímpico está cumpliendo otra meta de talla mundial.

Ya no forma parte de la línea de salida hacia el mar, pero sí da instrucciones y consejos en medio de los deportistas élite.

Leo es el entrenador del colombiano Carlos Quinchará desde finales de 2018. Sin embargo, es hasta este 2020 que pudo estar a su lado en una competencia fuera de Costa Rica.

El “reencuentro” del liberiano con ese ambiente fue el domingo durante la Copa de Europa, en Barcelona, España.

“Es la primera oportunidad que tengo de acompañarlo en este tipo de eventos y también a nivel personal de estar con los mejores entrenadores del mundo, revivir un poco lo que yo vivía como atleta”, contó Chacón desde la ciudad española.

La meta con Quinchará, quien participó en Londres 2012, es volver a los Juegos Olímpicos, durante la cita de Tokio. Durante este año la ITU (Unión Internacional de Triatlón) suspendió las carreras que puntúan en esa clasificación, por lo que el primer objetivo de este evento fue regresar al ritmo de competencia.

No será hasta el próximo año cuando se retomen los eventos puntuables. En este momento el suramericano está a 70 unidades del campo olímpico al que puede acceder, por ahora en manos de un chileno.

La segunda carrera de esta gira será el próximo 7 de noviembre durante la Copa del Mundo, en Valencia.

Ambos se han valido de esfuerzos personales para permanecer más de 15 días en el viejo continente, con los gastos que eso implica.

Carlos Quinchará (al fondo) es triatleta colombiano y está bajo la guía del tico Leonardo Chacón. Foto: Cortesía
Carlos Quinchará (al fondo) es triatleta colombiano y está bajo la guía del tico Leonardo Chacón. Foto: Cortesía

“Carlos tiene poco apoyo, la ayuda que yo le brindo ha sido porque he querido tomar el reto. Nosotros hacemos con lo que tenemos, con los esfuerzos personales, es la única forma por la que estamos acá, ahorita tener patrocinios es súper difícil. Muchos amigos nos consiguieron instalaciones para poder entrenar y esperar para la siguiente competencia”, mencionó Chacón.

La primera vez que el colombiano le pidió ayuda a Leo, la idea era ser un consejero del proceso. Poco a poco eso se transformó en el papel de entrenador directo, aunque a distancia, algo a lo que está acostumbrado el costarricense.

Quinchará estaba entre el sétimo y octavo puesto y ahora se encuentra a solo un lugar de la clasificación.

Si de condiciones se trata, Leo conoce de primera mano las diferencias con europeos. Eso sí, asegura que la falta de presupuesto no será un obstáculo para la meta de ambos.

“Si hemos llegado hasta este punto con lo poco que hemos tenido, porqué no seguir soñando, darnos ese estímulo y sentirnos orgullosos”.

Desde afuera, el liberiano siente la presión, así como el impulso de querer rendir.

“Tengo que verlo con cabeza fría, es un proceso de humildad, aprendizaje. Soy un novato en este proceso, aunque conozco bien el sistema de clasificación, tengo que estar en disposición de aprender de cada detalle”.

Ser una esponja, esa es la forma en que el nacional ve este proceso. Aunque se prepara con las licencias de entrenador, sabe que la calle da el mayor aprendizaje, que en un futuro espera utilizar en otro proceso olímpico, al lado de un costarricense.

“En este tipo de procesos la receta debe ser propia, un ciclo olímpico en triatlón y con sus características no está escrito en libros, no te lo dice nadie, hay que vivirlo y experimentarlo con diferentes personalidades de atletas. Ojalá, emular esto en el futuro con algún atleta que pueda tener en Costa Rica, que es mi gran sueño”, finalizó.