Juan Diego Villarreal. 12 noviembre
La entrenadora Dixiana Torres está muy cerca de ratificar su boleto de sus hijas Andrea (centro) y Noelia Vargas, a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ya las clasificó a los Juegos Panamericanos de Lima y el Mundial de Atletismo mayor, en Doha, Catar. Fotografía: La Nación
La entrenadora Dixiana Torres está muy cerca de ratificar su boleto de sus hijas Andrea (centro) y Noelia Vargas, a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ya las clasificó a los Juegos Panamericanos de Lima y el Mundial de Atletismo mayor, en Doha, Catar. Fotografía: La Nación

La marchista Noelia Vargas tiene el panorama claro para sellar su boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en el evento de los 20 kilómetros marcha, de acuerdo al ranquin de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF en sus siglas en inglés).

Ocupar el puesto 50 y sumar 1081 puntos en el escalafón mundial, le permitirá a la menor de las Vargas asegurar un cupo a las justas y alcanzar su sueño de asistir junto a su hermana Andrea Vargas, quien logró la marca en los 100 metros vallas, durante los pasados Panamericanos de Lima, Perú 2019. Por si fuera poco, lo harían bajo la supervisión de su madre y entrenadora Dixiana Mena.

Con la clasificación de Noelia y Andrea a Tokio 2020 sería la primera vez que dos hermanas costarricenses asistan a una misma Olimpiada, un lujo que ni las hermanas Claudia y Sylvia Poll disfrutaron, ya que ambas representaron a Costa Rica, pero en diferentes ediciones justas.

(Video) La historia de Andrea y Noelia Vargas hacia el Mundial de Atletismo en Doha

Sylvia estuvo en Seúl 1988, donde alcanzó la medalla de plata en 200 metros libres y fue quinta en 100 libre. Luego, en Barcelona 1992 fue sétima en los 200 metros dorso.

Por su parte, Claudia, en Atlanta 1996, conquistó la presea de oro en los 200 metros libre y fue quinta en los 400 libre. En Sydney 2000 ganó dos preseas de bronce en los 200 y 400 metros libre. En Atenas 2004 no avanzó a las finales, ocupando los puestos décimo y noveno en los 200 y 400 libre, respectivamente.

Además de las Poll, Costa Rica ha tenido lazos fraternos en diferentes Olimpiadas: las hermanas y también atletas Maureen Stewart (Seúl 1988) y Zoila Rosa Stewart (Barcelona 1992 y Atlanta 1996), así como los nadadores Andrey Aguilar (Moscú 1980 y Los Ángeles 1984) y Natasha Aguilar (Seúl 1988), Sigrid y Horst Niehaus (Seúl 1998). En masculino, sí se ha contado con hermanos en la misma edición, con los ciclistas José Luis y Miguel Ángel Sánchez (México 1968), los atletas Alex y Randolph Foster (Barcelona 1992), así como Rony y Álvaro Sanabría (Moscú 1980 y Los Ángeles 1984), quienes por cierto fueron entrenados por su padre Álvaro Sanabría Montero.

Andrea y Noelia también tienen en su palmares clasificarse juntas a los Juegos Panamericanos de Lima y el Mundial Atletismo mayor en Doha, en Catar, durante este 2019.

Dixiana Mena, entrenadora de sus hijas, comentó que tanto Noelia como Andrea realizaron un extraordinario trabajo para alcanzar sus objetivos y rescató la perseverancia de su hija menor, quien con 19 años, entrenó intensamente para situarse entre las mejores del mundo y pelear su cupo en Tokio 2020.

“De acuerdo a la reglamentación de la IAAF, a Tokio 2020 clasifican las 50 primeros atletas del ranquin en los 20 km marcha y máximo tres por país. Actualmente Noelia por ranquin está en el lugar 50 con 1081 puntos, pero por nación (ya que no pueden ir más de tres atletas por país) está de 46, por lo que está logrando su boleto a la Olimpiada junto a Andrea”, explicó su entrenadora y madre Dixiana Mena.

La estratega indicó que lo importante es que Noelia compita en diferentes eventos a principios del 2020 para que pueda mantenerse, o ascender en el ranquin y al mismo tiempo mejorar su marca de 1 hora 33 minutos y nueve segundos (1:33:09) para aspirar al 1:31:00 que le asegurarían un lugar en las justas asiáticas.

“En el caso de Noelia es importante que ella empiece a competir. Tenemos planificado ir a Adelaida, Australia, en febrero, y participar en la Copa Centroamericana de marcha y el Campeonato Nacional. Todos estos eventos no solo le darán puntos, sino también le permitirán corregir ciertas deficiencias y mejorar diferentes aspectos que hemos analizado. Queremos que pueda estar entre las mejores 30 del planeta cuando se haga el corte olímpico en mayo del 2020”, explicó Mena.

La entrenadora partirá este martes a Oregón, Estados Unidos, para evaluar el arranque de la temporada para Andrea y tener claro sus condiciones, mientras Noelia se quedará en Costa Rica bajo la supervisión de su padre, Juan Manuel Vargas, quien la acompañará en las prácticas.