Otros deportes

La llegada de un tifón perturba el programa de ciertas pruebas olímpicas

La temporada de tifones en Japón se extiende de mayo a octubre aproximadamente, con su pico en agosto y setiembre

Un tifón, cuya llegada se espera en Tokio en el inicio de la nueva semana, perturba la organización de ciertas pruebas de los Juegos Olímpicos, especialmente las de remo, que ha tenido que reprogramar “como medida de precaución” sus pruebas del lunes.

Según la Agencia Meteorológica Japonesa, el tifón Nepartak, cuyas ráfagas pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora, se encontraba este sábado a unos 1.800 kilómetros al sur de Tokio pero está en dirección hacia la ciudad anfitriona de los Juegos, donde llegará antes del martes.

Los organizadores de las pruebas de remo, previstas hasta el 30 de julio, habían cambiado su programación, añadiendo las competiciones previstas el lunes al programa del fin de semana, en previsión de “vientos fuertes y borrascas”, sin hablar todavía de tifón.

La Federación Internacional de Vela (World Sailing), que por el momento mantuvo todas sus regatas, que deben comenzar el domingo, avisó que “las pruebas del 26 al 28 de julio podrían estar afectadas” por ese tifón, clasificado el viernes de nivel 8.

“Al contrario que un sismo, podemos adivinar la trayectoria de un tifón, lo que nos permite prepararnos con antelación”, declaró Masa Takaya, portavoz de Tokio-2020, añadiendo que los Juegos Olímpicos “tomarán medidas responsables”.

La temporada de tifones en Japón se extiende de mayo a octubre aproximadamente, con su pico en agosto y setiembre.

En el pasado, estas violentas tormentas ya perturbaron eventos deportivos en el país, como ocurrió en 2019, cuando el tifón Hagibis golpeó mientras Japón acogía el Mundial de rugby. Mató a más de 100 personas y obligó a los organizadores del Mundial a cancelar tres partidos de la fase de grupos.