AFP . 19 enero
El español Rafael Nadal durante un partido en Londres, Inglaterra, en noviembre. Fotografía: AFP
El español Rafael Nadal durante un partido en Londres, Inglaterra, en noviembre. Fotografía: AFP

Melbourne, Australia. AFP. Rafael Nadal (1.º ATP) puede igualar en el Abierto de Australia los 20 grandes de Roger Federer (3.º), en una batalla por la eternidad que completa Novak Djokovic (2.º, 16) y que se disputará desde el lunes en Melbourne, amenazada por el humo tóxico provocado por los incendios.

Poco se ha hablado del desafío deportivo en Melbourne debido a la situación de excepcionalidad en el este de Australia, devastado por una ola de incendios sin precedentes por su magnitud y duración.

Las lluvias registradas desde el viernes han ayudado a extinguirlos, pero los ánimos continúan caldeados en el primer grande del año, donde algunos de los partidos de clasificación se jugaron en condiciones pésimas, con humos nocivos amenazando la salud de los jugadores.

Este sábado la dirección del torneo presentó un sistema que mide la polución del aire, advirtiendo de que se suspenderán partidos si se llega a un nivel determinado, un dispositivo que aplaudió Federer en rueda de prensa, tras criticar los errores de comunicación de la organización esta última semana.

Federer, la leyenda suiza de 38 años, ve amenazado en Melbourne su récord de 20 grandes, después de que Nadal se quedara a un escalón tras ganar el último US Open.

“Sé que es un largo camino hasta la victoria, por lo que voy a ir partido a partido. Mis expectativas son bajas”, declaró este sábado antes de iniciar su 21ª participación en Melbourne frente al estadounidense Steve Johnson, 81º de la ATP.

Nadal comenzará el martes ante el boliviano Hugo Dellien (72º), primer tenista del país suramericano que jugará el Abierto de Australia.

“Sigo el proceso para llegar en el mejor estado de forma, ya cuando llegue el día del partido analizaremos al rival. Tengo que encontrar mis sensaciones, al rival lo conocemos”, dijo en la rueda de prensa oficial.

Djokovic, el tercero en liza del trío, parece el más en forma. Llega tras conducir a Serbia al triunfo en la primera edición de la ATP Cup, con victoria sobre Nadal en la final incluida, y además Australia es su particular jardín, donde tiene el récord de triunfos con siete. Comenzará ante el alemán Jan-Lennard Struff.

En el juego de los posibles enfrentamientos, Djokovic se toparía con Federer en semifinales, mientras que en el otro lado del cuadro Nadal jugaría con su rival en la final del US Open, el ruso Daniil Medvedev (4.º), uno de los candidatos a terminar con el dominio de los tres grandes del tenis mundial.

Además, intentarán dar la campanada el griego Stefanos Tsitsipas (6.º), semifinalista el año pasado y ganador del Masters en noviembre en Londres, y otros habituales como Dominic Thiem (5.º) o Alexander Zverev (7.º).

Serena, otra vez a por el récord

En la edición femenina, Serena Williams, ahora décima jugadora de la WTA, busca de nuevo igualar a la australiana Margaret Court y su récord de 24 títulos grandes.

La leyenda estadounidense llega tras ganar en Auckland su primer título desde que triunfara precisamente en Australia en 2017. También fue el primero desde que diera a luz, meses después. Desde entonces, tres derrotas en finales de Grand Slam.

Iniciará su reto ante la 90ª del ranquin, la rusa Potapova, siendo su potencial rival en cuartos la actual campeona, la japonesa Naomi Osaka, tercera favorita, que debutará ante la checa Marie Bouzkova.

La australiana Ashleigh Barty, primera jugadora mundial y ganadora del último Roland Garros, llega impulsada por su triunfo de este sábado en Adelaida, su primer título en ‘casa’. Comenzará contra la ucraniana Lesia Tsurenko.

Barty, ganadora del pasado Roland Garros, podría verse en cuartos con la finalista del último Open de Australia, la checa Petra Kvitova.

La cuarta cabeza de serie, la rumana Simona Halep, tendrá un difícil debut contra la estadounidense Jennifer Brady, que derrotó a Barty y a la rusa Maria Sharapova este año en Brisbane.