Cristian Brenes. 2 febrero, 2020

La espera terminó para los Kansas City Chiefs, no hay racha que dure para toda la vida y 50 años después lograron tocar la gloria al ganar el Super Bowl LIV. Como toda gran historia, el drama no podía faltar y por lo mismo el triunfo se dio con una gran remontada en el último cuarto, para imponerse 31-20 a los San Francisco 49ers, en el Hard Rock Stadium de Miami.

Los Chiefs parecían destinados a sumar una frustración más, al llegar al final del tercer periodo con una desventaja de 10 puntos (20-10). Incluso, el mariscal de campo Patrick Mahomes sufrió su segunda intercepción del partido en el inicio del último capítulo.

Sin embargo, San Francisco no aprovechó este descalabro para liquidar, por el contrario dejaron abierto el compromiso. Con tan solo 24 años y apenas en su tercer año de profesional (segundo como titular), Mahomes mostró madurez, mantuvo la compostura y se encargó de ser el líder.

Los Chiefs consiguieron tres anotaciones más y sentenciaron todo para cumplir el sueño de sus fanáticos y en especial de su entrenador Andy Reid, campeón por primera vez como entrenador en jefe.

La conquista decisiva: un pase de 5 yardas a Damien Williams con 2:44 por jugar. Williams sentenció la marcha al título con una carrera para otro touchdown con 1:12 en el reloj, un avance de 38 yardas.

El jugador de los Kansas City Chiefs Damien Williams (26) consiguió la anotación que puso por delante a los suyos en el último periodo ante los San Francisco 49ers, durante el Super Bowl LIV, en el Hard Rock Stadium, en Miami. Fotografía: Al Bello/Getty Images/AFP.
El jugador de los Kansas City Chiefs Damien Williams (26) consiguió la anotación que puso por delante a los suyos en el último periodo ante los San Francisco 49ers, durante el Super Bowl LIV, en el Hard Rock Stadium, en Miami. Fotografía: Al Bello/Getty Images/AFP.

El partido más esperado de toda la temporada no defraudó, fue cerrado en su gran mayoría, tuvo emociones, espectáculo y grandes jugadas.

Los 49ers pegaron primero con un gol de campo, Kansas City respondió con una anotación de Mahomes y así cerró el primer cuarto.

En el segundo los Chiefs sumaron tres puntos más. No obstante, los dirigidos por Kyle Shanaham no bajaron lo brazos y concretaron una anotación para cerrar la primera parte con un empate a 10. Antes del descanso los de San Francisco sumaron 177 yardas, en 89 por pases y 88 por carrera, mientras que su adversario contabilizó 155 totales, 103 aéreas y 52 terrestres.

Shanaham y los suyos vieron como el juego se reanudó con todo a su favor. Jimmy Garoppolo mostró control y comandó las acciones para sumar un gol de campo y una anotación. Así mismo, la defensiva interceptó a Mahomes.

Sin embargo, para nada estaba definido el choque. Los de Kansas tuvieron carácter para regresar y pintaron el Super Bowl a su favor con ofensivas en serie y una defensa muy aplicada que frenó al adversario.

Al final, dominaron el reloj con 33:13 minutos de posesión, contra 26:47 de su oponente. Así mismo, tuvieron 397 yardas totales (268 de pases y 129 por tierra) ante 351 de los 49ers (210 aéreas y 141 terrestres).

Mahomes sumó 286 yardas, dos anotaciones y dos intercepciones, por su parte, Garoppolo 219, una anotación y dos entregas del ovoide.

El mariscal Patrick Mahomes y el entrenador de los Kansas City Chiefs Andy Reid celebraron con un abrazo al conquistar el Super Bowl LIV Hard Rock Stadium ante los San Francisco 49erson. Fotografía: Al Bello/Getty Images/AFP.
El mariscal Patrick Mahomes y el entrenador de los Kansas City Chiefs Andy Reid celebraron con un abrazo al conquistar el Super Bowl LIV Hard Rock Stadium ante los San Francisco 49erson. Fotografía: Al Bello/Getty Images/AFP.