Otros deportes

Jamaicano sorprendió al atleta invencible en los 110 m vallas

Hansle Parchment se proclamó campeón olímpico por delante del gran favorito Grant Holloway, quien sumó su primera derrota en diecisiete carreras

El jamaicano Hansle Parchment se proclamó campeón olímpico por sorpresa en los 110 metros vallas, este jueves en los Juegos de Tokio-2020, consiguiendo así su primer gran título internacional.

Parchment, de 31 años y bronce olímpico en Londres-2012, terminó la final con un tiempo de 13 segundos y 4 centésimas, por delante del campeón mundial estadounidense Grant Holloway (13.09), plata, y de otro jamaicano, Ronald Levy (13.16), que se quedó con el bronce.

“Esta es una de las mejores sensaciones del mundo. Estoy muy contento y emocionado. He hecho una carrera excelente. Desde el principio estuve concentrado, tranquilo, y he disfrutado compitiendo contra los mejores”, afirmó el triunfador del día.

Se trata de la primera derrota en diecisiete carreras para Holloway, que se había convertido recientemente en el segundo mejor de la historia de su prueba al llegar a 12 segundos y 81 centésimas, a una centésimas del récord del mundo de su compatriota Aries Merritt, que se remonta a 2012.

“Es un gran competidor. Sabía que iba a tomar pronto la delantera, siempre se adelanta. No sé cómo llega tan rápido a la primera valla. Sabía que podría alcanzarle cerca de la línea y eso es lo que he hecho”, explicó Parchment.

Además del bronce olímpico en Londres-2012, Parchment fue plata en el Mundial de Pekín-2015, pero hasta ahora no había ganado ningún gran título internacional.

Se había perdido los Juegos de Rio-2016 por lesión y tampoco participó en el Mundial de Doha-2019, por lo que venía tras dos temporadas casi en blanco.

El español Asier Martínez, una de las revelaciones de la prueba, fue sexto en la final con un crono de 13.22, que le permite al menos mejorar su marca personal.

“Estoy feliz... No tengo palabras, estoy en una nube, no me lo creo... No sé ni dónde estoy y ni sé el resultado. Hemos sacado lo que teníamos en las piernas y eso me ha llevado donde me ha llevado. Más que feliz”, afirmó el vallista navarro de 21 años.

Su actuación permitió presencia de España en la final de esta prueba, pese a la baja por lesión al principio de la semana de la estrella nacional Orlando Ortega, subcampeón olímpico en Rio-2016 y bronce mundial en Doha-2019.