Juan Diego Villarreal.   17 julio
Hanna Gabriel (der.) y la argentina Abril Vidal, en la pelea en el Gimnasio Nacional. Foto Jeffrey Zamora

La boxeadora Hanna Gabriel retuvo su título mundial de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), al derrotar a la argentina Abril Vidal por decisión unánime, luego de 10 encarnizados asaltos, este miércoles por la noche.

Los jueces del combate vieron ganar a Hanna por una puntuación de 96-94, 97-93 y 97-93, a pesar de la decepción de la argentina, quien siempre fue la frente y puso en jaque a la tica en varios tramos del duelo.

“La gente les dice paquetes a los boxeadores que enfrentamos, pero no saben el sacrificio que hacemos en el gimnasio todos los días. Estos golpes en el rostro me los llevo con orgullo, porque se trata de darles emociones a todos los costarricenses”, aseguró Gabriel.

La pugilista dedicó a los costarricenses la pelea y su victoria número 19 en 21 combates, así como a los refugiados que están en el país y por cuales realiza una cruzada para que estén en mejores condiciones y sean respetados.

“La pelea fue dura. Abril es tan fuerte como la dominicana Oxandia (Castillo) y la estadounidense Clarissa Shields. Ella pega fuerte, pero nuestra estrategia fue golpearla al cuerpo para minar sus energías y su movilidad”, añadió Gabriel.

Ver más!

El combate. En los primeros episodios Gabriel intentó llevar el peso de la pelea, conectando a la cabeza de Vidal, quien lejos de amedrentarse, fue al frente, buscando el rostro de la tica y asestando un par de buenas rectas.

Hanna respondió cada uno de los envíos de su oponente y no se inmutó al pararse en el centro del cuadrilátero e intercambiar golpes con la suramericana, quien tampoco tuvo problemas para irrespetar y poner a prueba a la nacional.

Al completarse la mitad de la reyerta, ambas pugilistas habían probado la resistencia de su rival. Hanna más comedida medía sus rectas y trataba de esquivar los envíos de Vidal, quien se mostró agresiva, buscando minar la fortaleza de la tica.

Gabriel, con mayor movilidad en el encuerdado, trató por todos los medios de vulnerar la defensa de la argentina y la golpeó al cuerpo para minar sus fuerzas, estrategia que al final le valió el triunfo y su decimatercera defensa del cetro mundial en forma exitosa.

En cuanto al resto de la cartelera, en la categoría de peso completo ganó el estadounidense Trey Morrison, por nocaut técnico, al venezolano Pedro Martínez, en el sexto asalto.

En el segundo combate, el mexicano Abraham Martínez derrotó al nicaragüense Jorge Méndez, por decisión unánime, en la división de las 147 libras.

En el duelo semiestelar, el estadounidense O’Shaquie Foster venció por un contundente nocaut al peruano Jesús Bravo, en el octavo episodio. Foster se adjudicó el título Fedecentro de la AMB y el cinturón plata del Consejo Mundial de Boxeo.