Otros deportes

Gran Fondo Andrey Amador prohíbe bicicletas de triatlón temiendo accidentes

Organización asegura que ese tipo de ‘bicis’, por sus caracteristicas, son más veloces y difíciles de controlar en los descensos con curvas, por lo que que prefieren que los triatletas que participen utilicen las de entrenar

El Gran Fondo Andrey Amador, que se realizará este domingo 13 de febrero, a partir de las 5 a. m., tomó la decisión de no permitir las bicicletas que se utilizan para competencias de triatlón, por motivos de seguridad.

El evento tendrá dos recorridos, uno de 60 kilómetros hasta Orotina y el segundo de 160 km hasta Quepos. Ambos transitarán por la Ruta 27, la cual presenta por largos y vertiginosos descensos y curvas muy pronunciadas, lo que hace que ese tipo de bicicletas tomen mucha velocidad y puedan ser un riesgo, a criterio de los organizadores, en un evento con 4.000 ciclistas inscritos.

Leonora Jiménez, una de las organizadoras del evento, confirmó que se busca evitar incidentes en la carretera y que la prueba pueda transcurrir con normalidad y seguridad para los participantes.

“La categoría de Tri continúa en el evento, pero se les solicitó a los atletas la utilización de la bicicleta que usan para entrenar (bicicleta de ruta), con el fin de evitar un accidente. Sabemos que muchos querían tener la experiencia de rodar en sus bicis en la Ruta 27, pero tenemos claro que puede ser contraproducente por la velocidad que pueden alcanzar en las bajadas y los columpios”, aseguró Jiménez.

“Con los extranjeros hemos conversado y en algunos casos les ayudamos a gestionar el alquiler de las bicicletas de ruta para que puedan participar. Así nos sucedió con ciclistas de Brasil. Lo primordial es la seguridad de los 4.000 pedalistas que tomarán la partida en el evento. La mayoría entendió las razones y les agradecemos su comprensión”, añadió.

De acuerdo con Miguel Jara, periodista especialista en la disciplina del triatlón, la bicicleta de este deporte cuenta con aerobar o barras aerodinámicas en el manubrio hechas para hacerla más aerodinámica, porque los ciclistas pueden ir más horizontales, lo que la hace más rápida en el plano y los columpios leves.

Según relató el comunicador, el ciclista colombiano Egan Bernal andaba una bicicleta contrarelojera, similar a la de triatlón de larga distancia, el dia de su accidente el pasado 15 de enero. Considera probable que eso le imposibilitara reaccionar más rápido para evitar el choque con un autobús estacionado.

“Es una bicicleta más aerodinámica, que está hecha para que el atleta viaje de una forma más horizontal y ser menos resistente al viento, lo que implica que en descensos prolongados es difícil de controlar. A la hora de frenar, también es más complicado porque el ciclista debe incorporarse para tomar los frenos y es más lento y pierde valioso tiempo”, comentó Jara.

“Es más pesada porque en un triatlón la fase de la bicicleta es más como una contrarreloj y la llanta trasera está diseñada para cortar el viento. En descensos como los de la Ruta 27 es peligrosa porque se puede rodar a más de 100 kilómetros por hora y es difícil controlarla. En los descensos se debe tener mucho cuidado y no exponerse a accidentes”, aseguró.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.