Fiorella Masís. 18 mayo, 2018

El Gobierno de la República suspendió el decreto sobre el uso de vías públicas para actividades deportivas y culturas, para que sea revisado y corregido.

Organizaciones ligadas al ciclismo, atletismo y triatlón se quejaron del decreto desde el momento que entró en vigencia.
Organizaciones ligadas al ciclismo, atletismo y triatlón se quejaron del decreto desde el momento que entró en vigencia.

Así lo informó este viernes Casa Presidencial mediante un comunicado de prensa en el que se asegura que la cancelación del decreto N° 40864-MOPT, del 5 diciembre de 2017. La suspensión aplica entre hoy y el 1°. de agosto.

El reglamento tenía como objetivo regular el procedimiento y requisitos para cerrar de forma parcial o temporal las vías públicas terrestres, pero desde que entró en vigencia generó múltiples molestias, sobre todo desde el ámbito deportivo.

De hecho, en su momento tomó por sorpresa al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) y organizadores de competencias, pues no tenían conocimiento de un tema que solo se tocó en reuniones de hace más de un año.

“Ante esta situación, el gobierno decidió suspender por dos meses la aplicación del decreto. Durante ese período, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes lo revisará y planteará los ajustes técnicos necesarios, incorporando las observaciones realizadas por organizaciones comunales y deportivas”, informa la misiva emitida este viernes.

Los entes deportivos manifestaron semanas atrás que estaban dispuestos a colaborar desde el punto de vista técnico, para definir un reglamento más adecuado a sus actividades.

El ministro del Deportes y la Recreación, Hernán Solano, también ha impulsado este cambio desde que asumió su puesto, el pasado 8 de mayo.

“Hay una serie de observaciones de dirigentes de federaciones y comités de deportes sobre el decreto, argumentando que el reglamento establece requisitos que complican la obtención de permisos para realizar este tipo de actividades”, comentó.

Uno de los artículos más criticados fue el número 9, el cual se señala que “sobre las rutas nacionales primarias no se otorgarán permisos”, pero además tampoco sobre otras 70 rutas nacionales más.

Sin embargo, hay una excepción para recibir la autorización sobre esas vías, y es que las actividades sean “formalmente declaradas de interés público nacional o internacional”.

Aunque el portillo está abierto, en el ámbito deportivo siempre criticaron que más allá de regular, se afecta el desarrollo del deporte.

“Esto limita a todo tipo de eventos, habrá carreras grandes que serán posibles candidatas de interés público, pero otras más pequeñas no sé cómo harán. Debieron ser más flexibles, lo que hacen es limitar la práctica del deporte”, señaló el 6 de abril anterior el vicepresidente de la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa), Gustavo Álvarez.

A partir del momento en que el decreto entró en vigencia, se habían registrado algunos casos de eventos suspendidos.

En triatlón, el 15 de abril se canceló una carrera en El Coco. Esa competencia se realizaba sobre la ruta 151, que forma parte de las prohibidas, entre Comunidad y Playas del Coco.

También en ciclismo se trajo abajo la Vuelta Femenina Internacional a Costa Rica 2018, programada del 13 al 17 de junio.