Cristian Brenes. 6 abril

El fútbol playa fue la mejor opción para un joven de apenas 24 años que logró escapar de su vida anterior y se reformó. Este apasionante deporte le abrió las puertas y con tenacidad y esfuerzo, Juan Miguel Agüero se convirtió en figura de Dimas Escazú, club con el que participa en la liga de primera división de Costa Rica.

Agüero tiene un pasado que no olvida; en su memoria queda la época en la que llegó a ser parte de la Selección Nacional de Homeless (personas sin hogar), sin embargo, ahora todo lo ve como un aprendizaje que le sirvió para levantarse y llegar a tener un presente muy distinto.

“Hace cuatro años yo estuve en el proceso Homeless de fútbol calle. Las malas amistades me llevaron a eso. Muchas veces son personas que uno tiene cerca que lo llevan por caminos muy difíciles. Me encontré a mi familia y a mis amigos que me ayudaron a salir adelante y ahora en el fútbol playa puedo decir que encontré mi pasión. Estoy con la ilusión de cada domingo venir a superarse en la arena”, comentó.

Este habilidoso jugador también practicó fútbol sala; sin embargo, la arena fue la que lo enamoró y sobre ella encontró la pasión para destacar. Actualmente tiene dos goles en dos jornadas disputadas y busca ayudar a su equipo a ser protagonista.

Juan Miguel Agüero es figura del equipo de la Liga de Fútbol Playa Dimas Escazú. Fotografía: Lifupla
Juan Miguel Agüero es figura del equipo de la Liga de Fútbol Playa Dimas Escazú. Fotografía: Lifupla

Eso sí, al inicio no le pasaba por su cabeza que este deporte se convirtiera en su gran motivación para vencer los obstáculos que él mismo se puso por decisiones que no fueron del todo acertadas.

“Antes de conocer fútbol playa vine como uno más del montón. Día a día me gustó. Me enamoré de la arena. Yo entré a este deporte y ahora tengo mucha ilusión de hacer bien las cosas. Mis compañeros son mi familia para entrenar”, añadió.

Además, por sus características, su rendimiento creció como la espuma y hasta estuvo en el último proceso de la Tricolor, que competirá en el Premundial de Fútbol Playa.

“Hicieron un corte en la Selección y me tocó hacerme a un lado. Estuve cuatro meses, aprendí demasiado. Tuve la oportunidad de jugar cinco minutos contra Suiza y otros cinco ante Guatemala, pero fueron los 10 mejores minutos de mi vida. Llevo poco tiempo de jugar y espero estar en el próximo proceso para poder representar a mi país es un Premundial”, destacó.

Agüero ve en los pequeños detalles su gran motivación para no desvanecer, seguir su curva de aprendizaje en un deporte que aún sigue siendo nuevo para él y mantenerse fuera de todo lo que lo agobió tiempo atrás.

La Liga de Fútbol Playa estuvo casi un año sin acción por la covid-19, pero regresó a inicios de marzo y su torneo se desarrolla por completo en las instalaciones de la Fedefútbol los sábados y domingos.