Fiorella Masís. 1 febrero, 2018

Ninguna selección centroamericana ha asistido a la Copa Mundial de Fútbol Americano, pero eso no evita a Costa Rica ilusionarse con el certamen más importante del orbe.

Para ello, los ticos primero necesitan ganar el torneo centroamericano y después derrotar a Brasil. Ese, precisamente, es el reto más complicado.

La Selección celebra una victoria ante Panamá, en un fogueo desarrollado en el estadio Cuty Monge, en Desamparados. Cortesía: Danny Herrera
La Selección celebra una victoria ante Panamá, en un fogueo desarrollado en el estadio Cuty Monge, en Desamparados. Cortesía: Danny Herrera

Los suramericanos son los ganadores de su área, participaron en la última edición del Mundial y culminaron sétimos entre 12 equipos.

“Nunca hemos enfrentado a Brasil, pero son buenos atletas, el mejor equipo de Suramérica, tienen más experiencia que nosotros, pero sinceramente Costa Rica ha subido su nivel”, asegura el técnico de los nacionales, Carlos Ávila.

Antes de eso, Ávila y los jugadores saben que la prueba está en Guatemala, donde se disputará el campeonato de la zona centroamericana.

En la edición anterior Costa Rica fue subcampeona, por detrás de Panamá. Después la derrotó en otros juegos y ese parámetro evidencia que son conjuntos similares.

“Por talento y experiencia, esta selección es la mejor preparada”, afirma Danny Herrera, uno de los jugadores con mayor experiencia.

En parte eso se debe a que en el torneo pasado la Selección llegó con una delegación más limitada a la que irá ahora.

“Muchos no pudieron asistir, ahora vamos con los mejores jugadores de Costa Rica, los que han ganado el puesto”, explicó Ávila.

Aunque el entrenador evitó ponerse etiqueta de favorito, el antecedente dice que la Sele y Panamá son los llamados a buscar el título.

El torneo se divide en dos grupos, en el A están Panamá, Honduras y El Salvador; el B lo conforman Costa Rica, Guatemala y Nicaragua. El ganador de cada llave jugará la final.

“No me gusta menospreciar ningún equipo, me gusta visualizar que todos son fuertes, así enfrentamos los partidos, pero por experiencias del pasado tenemos nivel más alto. Con Panamá es el enfrentamiento más cerrado”, menciona Ávila.

"El nivel de Centroamérica ha ido avanzando bastante, porque los equipos se han dado a la tarea de expandirse y al haber torneos internacionales llama más la atención de la gente", Danny Herrera, jugador de la Selección Nacional.

Para enfrentar el reto centroamericano, el conjunto patrio viajará con una delegación de 38 jugadores y prácticamente el 90% de los gastos son costeados por los mismos integrantes.

“Tenemos uno que otro patrocinador que nosotros mismos hemos buscado. Nos han ayudado con uniforme y también con dinero para algunos jugadores que no han podido pagar”, comentó el jugador Herrera.

El primer partido será el domingo ante Guatemala y el segundo el jueves ante Nicaragua.

De salir con el título, buscaría el anhelado pase al Mundial ante Brasil, en fecha por definir, aunque sí sería este año, pues la Copa es en 2019.