Agencia AP. 5 abril

El jefe de la escudería McLaren, Zak Brown, admitió que la crisis por la pandemia del nuevo coronavirus tiene a la Fórmula 1 en “un estado muy frágil”, advirtiendo que hasta cuatro equipos podrían verse forzados a cerrar.

La temporada 2020 no ha empezado aún, como consecuencia de la pandemia, y será imposible que se corran las 22 pruebas previstas en el calendario, ya que ocho de ellas han sido canceladas o aplazadas.

“Esto para los equipos es potencialmente devastador y si lo es para varios equipos es toda la Fórmula 1 la que está amenazada”, declaró Brown a la BBC en la víspera de una reunión para discutir una rebaja de los gastos en esta disciplina.

Ocho carreras han sido canceladas o aplazadas en una temporada 2020 de la F1 que tan siquiera pudo iniciar aún. Fotografía: Andrej ISAKOVIC / AFP, archivo.
Ocho carreras han sido canceladas o aplazadas en una temporada 2020 de la F1 que tan siquiera pudo iniciar aún. Fotografía: Andrej ISAKOVIC / AFP, archivo.

La cabeza de McLaren insistió que todos los equipos han acordado rebajar el límite de los presupuestos para 2021, desde los $175 millones inicialmente previsto a los $150 millones, aunque para él se deberían reducir aún más, para minimizar las consecuencias económicas de esta campaña marcada por el covid-19.

Preguntado si podrían desaparecer dos escuderías si no se toman medidas adicionales al ver lo que está pasando en el mundo, Brown respondió: "Sí, de hecho, podríamos ver la desaparición de cuatro equipos si no se gestiona de la manera correcta".

Y a diferencia de otras épocas, en las que había cola de interesados en montar equipos para competir en la principal disciplina del automovilismo mundial, con la actual crisis financiera y sanitaria, Zak no cree que haya muchos inversores dispuestos a arriesgarse.

“Por ello digo que la Fórmula 1 está en un estado muy frágil en este momento”, concluyó el dirigente.