Otros deportes

Fisher y Spasski: el odio que no fue

Las malditas ideologías, la maldita política y la maldita vesania colectiva de la Guerra Fría quiso hacer de ellos enemigos acérrimos… pero prevalecieron el respeto, el afecto y la mutua admiración. Me refiero a Boris Spasski y Bobby Fischer, quienes en 1972 protagonizaron en Reikiavik - ciudad equidistante de Washington y Moscú- el llamado match del siglo por el campeonato mundial de ajedrez.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.