Fanny Tayver Marín. 11 febrero
Andrey Amador no corre desde que se disputó el Mundial de ruta. Fotografía: Bettini
Andrey Amador no corre desde que se disputó el Mundial de ruta. Fotografía: Bettini

Andrey Amador tiene luz verde para ir al equipo de ciclismo más poderoso del mundo. El conflicto que tenía ‘varado’ al tico se acabó.

Después de mucho tiempo de espera, la resolución llegó mediante una conciliación que puso fin al lío, luego de que el pedalista nacional decidió marcharse al Ineos, pero tiempo atrás había firmado un precontrato de renovación con la escuadra telefónica.

"Movistar Team anuncia este martes que ha llegado a un acuerdo con Andrey Amador para la resolución del contrato entre ambas partes", comunicó Movistar Team sin ofrecer mayores detalles.

Lo que sí hizo la estructura de Eusebio Unzué fue despedirse del tico que nunca se guardó nada en carretera:

"Deseamos a Andrey toda la suerte en su futuro deportivo y personal tras 11 años repletos de éxitos en común. Gracias por todo".

Con esto, los caminos de Amador y Movistar finalmente se separan y el tico ahora tiene luz verde para ponerse el uniforme del Ineos, catalogado como el equipo de ciclismo más poderoso del mundo y en donde tendrá como compañeros al británico Chris Froome y al actual campeón del Tour de Francia, Egan Bernal.

La semana pasada, el pedalista nacional concedió una entrevista a La Nación y dijo: “Al final yo hice la apuesta para estar en Ineos... Llevaba muchísimos años aquí en Movistar y creo que a veces los cambios son buenos. Es una pena no haberme ido de la mejor manera, después de haber estado tantos años aquí", citó.

Y agregó: “La verdad que dentro de lo que cabe, me voy con la frente en alto. Lo he dado siempre todo por el equipo, me he dejado la piel y creo que eso también es importante”.

Este año comenzó muy extraño para él, con la incertidumbre sobre su futuro y sin la posibilidad de correr mientras se desarrollaban los primeros eventos del calendario, considera que hay algo muy bueno para él.

“A pesar de todo, me he dado cuenta de algo. Me atrevo a decir que ha sido el mejor año en el que he entrenado, la preparación ha sido muy buena y estoy contento con cómo me siento”, aseguró el costarricense que empezó su historial como ciclista profesional en 2009.

Desde ahora, todo cambia. Ineos aún no oficializa su llegada, pero si surgió este conflicto, fue precisamente por el contrato firmado con la formación británica.

Amador llegará como ‘el nuevo’, en el papel; pero la realidad es que no necesita mucha presentación.

El tico está catalogado en el pelotón profesional como uno de los mejores gregarios, que pedalazo a pedalazo se cotizaba más y que siempre había estado en la mira de sus nuevos jefes.

Inclusive, si antes no se vistió con los colores del Sky fue porque él decidió seguir en ese momento en su equipo de toda la vida.

El rutero nacional está en un momento de madurez de su carrera en el que no necesita armarse una hoja de vida. Sin percatarse de eso, Amador se convirtió en uno de los referentes. Él sabe cómo corren los demás y todos también lo han visto de sobra y conocen lo que pueda dar sobre la bicicleta.

A como lo ejerció en Movistar, su rol en Ineos seguirá siendo el mismo: peón de lujo. Esta vez, con la salvedad de que tendrá como rivales a los integrantes de la formación con la que actuó en los últimos once años.

Ahora es parte de ese poderoso equipo que muchas veces dejaba la impresión de ser indestructible en carretera y que le tiene la medida puesta al Tour de Francia.

Vienen nuevos retos para Amador. El calendario aún no lo tiene claro, pero está deseoso de hacerlo muy bien, en una temporada que confesó que le gustaría volver a correr en Costa Rica.

Eso tiene un propósito. A él le llama la atención disputar los campeonatos nacionales de ruta y de contrarreloj individual para buscar la posibilidad de portar la bandera en su uniforme durante todo un año.

De igual forma está con la disposición de acudir con la Selección Nacional al Centroamericano en Chiriquí y al Panamericano en Argentina.