El BCR Pizza Hut fue el primer equipo élite en recibir un taller muy productivo a cargo de Alexandra Sandoval

Por: Fanny Tayver Marín 1 julio, 2015
Alexandra Sandoval impartió la charla antidopaje al BCR Pizza Hut.
Alexandra Sandoval impartió la charla antidopaje al BCR Pizza Hut.

La Sabana

Todos los integrantes del BCR Pizza Hut acudieron este miércoles a las instalaciones de la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci) para recibir una capacitación antidopaje.

En la casa de los pedales ticos reconocen que para luchar contra el consumo de sustancias prohibidas, primero se tiene que educar a los deportistas.

"Comenzamos con las ligas menores, con los comités cantonales, pero nos dimos cuenta de que las charlas antidopaje teníamos que expandirlas a los equipos de marca y hasta a las Selecciones Nacionales. Acá lo principal es la respuesta de todos los ciclistas, porque hay mucho interés de los corredores para recibir educación antidopaje", comentó Alexandra Sandoval, quien coordina este programa.

"Iniciamos abarcando temas de lo que es el procedimiento de control antidopaje, de orina y de sangre, por qué es importante dentro y fuera de competencia, explicamos todo lo referente a la educación, que los atletas conozcan sus deberes y sus obligaciones, pero también sus derechos", mencionó Alexandra Sandoval.

La coordinadora comentó que la Autorización de Uso Terapéutico (AUT) es uno de los temas que no se han manejado bien en Costa Rica.

"Es el aval que le permite al atleta consumir un medicamento para un padecimiento crónico, una enfermedad y que sea reconocido en sus competencias. Acá les explicamos que la AUT debería presentarse al menos 30 días antes de que el deportista participe en un evento", manifestó.

Y en caso de que produzca una emergencia, el Código Mundial Antidopaje establece que cualquier suceso deportivo "se debe salvaguardar la vida e integridad física y moral" de la persona.

Profundidad. En la charla, que duró aproximadamente tres horas, se hizo una explicación detallada sobre el Código Mundial Antidopaje y los controles.

También se repasó la lista de medicamentos y sustancias prohibidas, así como los estándares internacionales de laboratorios, hubo espacio para evacuar dudas, un taller práctico y un quiz evaluativo y confidencial para que la Fecoci determine en qué aspectos se tiene que profundizar más.

"Uno de los temas que más interés mostraron los atletas es en la lista de métodos y medicamentos porque constantemente se encuentra en actualizaciones. La UCI tira su última actualización el 31 de enero y comienza a correr al siguiente año, así irá cambiando sucesivamente y algunos medicamentos pueden salir o entrar de la lista, igual que los métodos", relató Sandoval.

En las charlas antidopaje se explica cómo se efectúan los controles.
En las charlas antidopaje se explica cómo se efectúan los controles.

Y añadió: "Lo importante de este tipo de charlas es que los atletas despejen sus dudas. En Costa Rica, el dopaje es un tema tabú y no podemos tapar el sol con un dedo. El ciclismo es una de las ramas con más casos analíticos adversos, pero eso obedece también a que es el deporte en que más se hacen controles".

El viernes irá a la charla el equipo Asociglobo Giant, mientras que el sábado dirá presente la Selección Nacional.

"En cualquier otro deporte que se quiera capacitar puede contactarnos, estamos trabajando desde las ligas menores. El problema que tienen los atletas en cuanto al dopaje es que nadie les ha dicho las cosas como son, se les piden cosas, pero no se les dan herramientas para que las conozcan".

Materiales. Cada ciclista recibió material escrito sobre todo lo relativo a los controles antidopaje.

"Además, explicamos las consecuencias que tiene el dopaje para la salud, que es mi objetivo como enfermera y hablamos de las sanciones a nivel del ciclismo. Les mostramos los kits para recolectar las muestras. Hay que seguir trabajando, esto no es un problema para resolver en una temporada, es de mantenernos siempre actualizados y ojalá que los índices de analíticos adversos sigan disminuyendo".

Según Sandoval, la Unión Ciclista Internacional dice que el deber es del atleta totalmente.

"No se le pueden achacar culpas a los demás, pero nosotros tenemos que darles herramientas".

Consecuencias. En la charla, Alexandra Sandoval explicó que las sustancias que se venden a deportistas para mejorar su rendimiento, a menudo se fabrican ilegalmente y por lo tanto, pueden contener impurezas o aditivos que pueden causar problemas de salud graves, incluso, hasta la muerte.

"Dado que las distintas combinaciones y dosis nunca se han experimentado en sujetos sanos, doparse equivale a aceptar ser un conejillo de indias y arriesgarse a padecer efectos adversos de naturaleza y gravedad desconocidas".

En el material que se le entrega a los corredores, se explica que el dopaje tiene serias consecuencias para la salud.

Por ejemplo, en cuanto al sistema circulatorio, se incrementa la viscosidad de la sangre, así como el riesgo de sufrir hipertensión arterial, crece el riesgo de padecer sucesos tromboembólicos como un infarto o apoplejía.

Además, se detalla que la utilización de la eritropoyetina (EPO) es totalmente perjudicial para la salud porque los vasos sanguíneos que abastecen el músculo cardiaco podrían cerrarse por la producción y formación de un trombo, que es un coágulo que se forma en la capa media de los vasos sanguíneos.

Cuando se acude a los diuréticos, entre los efectos negativos se presentan calambres musculares, mareos, dificultades auditivas, debilidad, malestar estomacal, vómitos, visión borrosa, cefalea, agitación, estreñimiento y hasta insuficiencia renal.

El uso de la hormona de crecimiento acarrea consecuencias como temblores, sudoración excesiva, ansiedad, diabetes, mayor desarrollo de tumoraciones, aumento anormal del tamaño del corazón, artrosis acelerada e hipertensión; mientras que con el dopaje genético se puede desarrollar cáncer, alergias y desajustes metabólicos.

"Las cifras de dopaje en Costa Rica crecen más y más. Las cifras no mienten, un 60% de los casos se presentan por ignorancia, por presión de grupo y con este taller queremos brindarles las herramientas suficientes para que sean ellos mismos, atletas y coadyuvantes los que cesen esto con convicción".

Tras recibir las charlas, los ciclistas y los entrenadores firman un "compromiso para con el ciclismo sin dopaje", en el que declaran que entrenarán y competirán ateniéndose al espíritu deportivo y las normas del deporte, sin dopaje, que no encubrirán a otros ni mentirán por ellos, que servirán de ejemplo a los demás y que si no respetan el compromiso, asumirán la responsabilidad de sus actos.