Fiorella Masís. 1 marzo

La selección de Estados Unidos, en femenino y masculino, dominó la Copa Continental ITU, en playa Hermosa, Guanacaste.

Renee Tomlin (manos arriba) celebra la victoria, y un poco más atrás ingresó su compañera Marissa Ferrante, ambas de Estados Unidos. Foto: Feutri
Renee Tomlin (manos arriba) celebra la victoria, y un poco más atrás ingresó su compañera Marissa Ferrante, ambas de Estados Unidos. Foto: Feutri

El evento tuvo una nutrida participación internacional, de hecho la más grande en la historia, según la Federación Unida de Triatlón (Feutri).

Además del equipo estadounidense, hubo representación de Argentina, Bermudas, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Irlanda, Kazajistán, Lituania, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Uruguay, Estados Unidos y Venezuela.

La fecha empezó el sábado, cuando compitieron los prejuveniles (Youth ITU) y grupos por edad (amateurs), quienes podían clasificar al Campeonato Mundial de Triatlón a realizarse en Edmonton, Canadá en agosto próximo.

El evento élite varonil arrancó a las 6:40 a. m. el domingo, con 71 participantes. Desde los 750 metros de natación hubo países que se impusieron: México, Estados Unidos y Colombia.

Los 20 kilómetros de ciclismo inauguraron un nuevo recorrido que fue más veloz y emocionante que los de ediciones anteriores. En el ciclismo el lote se partió en cuatro grupos y los punteros incluyeron al menos 15 hombres.

Cuando llegó el turno del atletismo (5 kilómetros), se bajaron de primero Jason West de Estados Unidos, Aram Peñaflor de México y el colombiano Carlos Javier Quinchara.

En los últimos 400 metros de un circuito surtido con subidas y bajadas, West atacó y dejó atrás a sus rivales. Ingresó a meta en solitario, con un tiempo de 58 minutos y 57 segundos, mientras el azteca cerró a nueve segundos y el suramericano a 23.

“Es un lugar hermoso, agua clara, realmente lo disfruté, un recorrido muy divertido, en el medio de la carrera una cuesta que lo hace difícil, la bicicleta fue bien dura con buenas cuestas, el clima estuvo bien, no tan caluroso, estoy muy feliz de haber ganado”, comentó West.

El mejor costarricense de la competencia fue Álvaro Campos, en la posición 17, a tres minutos y dos segundos del ganador.

En femenino participaron 21 mujeres. Desde el inicio las favoritas al podio eran de Estados Unidos, Cuba, Colombia y Argentina.

La natación fue dominada por Romina Biagioli (Argentina), pero se trajo a su estela a 10 mujeres quienes lideraron el ciclismo. Sin embargo, en la segunda transición quedaron seis líderes y apenas en la primer vuelta de atletismo ya el podio estaba definido con Estados Unidos y Argentina alejándose de todas las demás.

En un cierre de infarto, Renee Tomlin (1:07:42) y Marissa Ferrante (1:07:43), ambas norteamericana, hicieron el 1 y 2 para su país, mientras Biagioli cerró el podio con 1:07:53.

“El recorrido fue realmente duro, probablemente el más duro del circuito mundial con estas pendientes, fue muy buena prueba para probar la fuerza de cada uno”, opinó la ganadora.

La mejor costarricense fue Raquel Solís, décima a 3 minutos y 15 segundos, y también concluyó segunda en sub-23.

La tica Nicole Naranjo ganó en juvenil con 1:13:35. En varones el mejor tico juvenil fue Mauricio Ramírez, con un cuarto lugar.