AFP . 15 septiembre

España conquistó el segundo título de su historia en el Mundial de baloncesto, tras vencer claramente en la final 95-75 a Argentina, este domingo en Pekín. Los ibéricos llegaron al cetro luego de controlar el marcador desde el inicio del encuentro.

Asia trae buena suerte a la “ÑBA”. El primer título mundial de los españoles se dio en Japón en 2006 y ahora se corona en China, tras un torneo impecable, en el que ganaron los ocho partidos disputados.

En el duelo decisivo se distanció en los primeros minutos 12-2 y a partir de ahí mantuvo una ventaja amplia en todo momento. Incluso, llegó al descanso con un 43-31 y durante el tercer cuarto de distanció hasta un margen de 22 puntos.

España conquistó su segundo título en un Mundial de baloncesto, tras imponerse ante Argentina en la final en Pekín. El primer cetro lo logró en Japón en 2006. Fotografía: AP / Mark Schiefelbein.
España conquistó su segundo título en un Mundial de baloncesto, tras imponerse ante Argentina en la final en Pekín. El primer cetro lo logró en Japón en 2006. Fotografía: AP / Mark Schiefelbein.

En el último periodo los argentinos rebajaron la desventaja a las 12 unidades, pero sin poder bajar de la barrera psicológica de los diez, contra un adversario que sofocó cualquier conato de reacción del equipo suramericano.

El pabellón Wukesong de la capital china traía recuerdos a la selección española, ya que fue allí donde plantó cara durante mucho tiempo a los Estados Unidos de Kobe Bryant y LeBron James, durante la final de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 (118-107).

Ricky Rubio tenía 17 años en aquella final olímpica de Pekín-2008 y formaba ya parte del plantel.

MVP para Ricky Rubio

"Hemos hecho historia y estamos orgullosos de ello. Hemos trabajado muy duro, hemos sacrificado mucho, cada uno da muchísimo para el otro y hemos demostrado una lección ya no solo para el deporte sino para la vida en general. Este equipo es de leyenda", declaró el base tras el partido.

En este Mundial fue elegido el jugador más valioso (MVP), tras ser además el máximo anotador español de la final, por delante de Sergio Llull (15 puntos).

En Argentina, las 24 unidades logrados por Gabriel Deck, el máximo anotador del partido, fueron insuficientes para que su equipo pudiera pelear por el oro.

Pau Gasol (39 años), la gran estrella ibérica de los últimos años, fue la principal ausencia de su selección para esta cita, luego de un problema en un pie. Sin embargo, el nexo más reconocible entre las coronas de Japón-2006 y China-2019 es precisamente su hermano Marc (34 años), integrante de ambos planteles, un honor del que también puede presumir otro jugador emblemático, Rudy Fernández (34 años).

El menor de los Gasol está viviendo un año 2019 especialmente inolvidable, tras coronarse además campeón de la NBA con los Toronto Raptors.

"¡Qué año increíble! Gracias. Campeones del mundo!!!", escribió en Twitter el jugador catalán, con una imagen besando el trofeo del Mundial.

España había sufrido decepciones en los dos últimos Mundiales, cayendo en cuartos de final ante Serbia en 2010 y contra Francia en 2014, en ese último caso sufriendo una derrota especialmente dolorosa, ya que el torneo se disputaba en su país.