Juan Diego Villarreal. 18 febrero
Juan Acuña ganó su último título con el equipo de voleibol masculino de San José en el 2017, donde celebró con su hijo Pablo, quien tomará las riendas del plantel en el 2020. fotografía: Carlos González.
Juan Acuña ganó su último título con el equipo de voleibol masculino de San José en el 2017, donde celebró con su hijo Pablo, quien tomará las riendas del plantel en el 2020. fotografía: Carlos González.

Después de 27 títulos nacionales y 37 años como entrenador de voleibol, Juan Acuña dio un paso al costado y le extendió la estafeta a su hijo Pablo Acuña, quien asumirá en este 2020 como director técnico del equipo masculino de San José, en lugar de su padre.

La pasión por el voleibol había llevado al experimentado timonel incluso a dirigir en silla de ruedas, luego que en el 2014 sufriera la enfermedad de Charcot, la cual le da a los diabéticos y por esa razón perdiera el pie izquierdo. Además, ese año sufrió un infarto, por lo que estuvo a punto de morir.

Después de todas esas vivencias, Acuña decidió este año darle el mando del equipo a Pablo, aunque él continuará en la parte administrativa financiera del club, dirigiendo ligas menores y los equipos de Juegos Nacionales.

Pablo debutará en el Torneo de Apertura de la Primera División este martes con el equipo josefino cuando se enfrente a la UNED, a partir de las 8 p. m. en el Gimnasio de plaza González Víquez.

“El año anterior los resultados no se nos dieron. Creo que faltó profesionalismo y constancia de algunos jugadores. También me di cuenta que en la actualidad se necesita de mayor dinamismo en los entrenamientos en los equipos de la Primera División. Yo asumo también mi responsabilidad y por eso le cedo el equipo a Pablo, aunque siempre está el gusanillo del voleibol que es muy importante en mi vida”, dijo Acuña, quien también dirigió a los sextetos de Zepol, Hitachi, Sión, UCR, Flores, Sarchí y Belén.

Para el estratega de 62 años es como darle nuevos aires al plantel, pero que continuará actualizándose e inculcando a los jóvenes que, además de jugar, estudien.

“Este año asistí junto a Pablo (Acuña) y Nicolás (Docquier) a la convención de entrenadores de voleibol de los Estados Unidos en Pittsburgh, Pensilvania, y esperamos continuar participando. Desde los 15 años empecé a jugar voleibol y desde los 25 a entrenar, por lo que como dije, queda el gusanillo y es muy difícil de dejar”, aseguró Acuña, quien es administrador de finanzas de profesión.

Hijo toma el timón. Por su parte, Pablo Acuña comentó que esta muy agradecido con la confianza de su padre y la organización de San José al ser uno de los equipos de mayor tradición en el voleibol tico.

“Tenemos claro que la temporada anterior no fue un buen año para San José en la rama masculina, fue muy frustrante. La idea es volver a los primeros planos con un equipo disciplinado y aguerrido. Nos hemos reforzado con Gilbert Solano, Emmanuel Villarreal y José Pablo Zúñiga, por lo que esperamos volver a pelear por los primeros lugares”, indicó el joven entrenador de 31 años.

Pablo, quien se retiró en el 2017 jugó con la San José, Selección Nacional e incluso en Canadá, así mismo estuvo al frente de las ligas menores del club.

“Conozco el grupo, e incluso cuando debuté lo hicieron conmigo Esteban Araya y Pablo Zúñiga, quienes todavía están en el equipo. Me parece que fui un líder dentro del grupo y espero ayudar a consolidar este plantel para el futuro”, expresó Acuña.

El campeonato de voleibol arrancó el sábado anterior con los siguientes resultados: femenino; Santa Barbara 3 - Cartago 0 y UNA 3 - UCR 0, mientras en masculino Atenas 3 - Escazú 0, Cartago 3 – Aserrí 0 y San Carlos 3 Abangares 0. Este martes jugarán San José - UNED en varones y en damas San José - UNED y Goicoechea – Curridabat.