Juan Diego Villarreal. 3 septiembre
Bernal Valverde, piloto de la escudería MG, comparte la pasión por los motores junto a su hermano Manrique (derecha), quien es tercero de la Yaris Cup junto a Jonathan Guevara y es unas de las gratas sorpresas del campeonato de la categoría monomarca del CTCC. Cortesía: Bernal Valverde
Bernal Valverde, piloto de la escudería MG, comparte la pasión por los motores junto a su hermano Manrique (derecha), quien es tercero de la Yaris Cup junto a Jonathan Guevara y es unas de las gratas sorpresas del campeonato de la categoría monomarca del CTCC. Cortesía: Bernal Valverde

Aún no cuenta con licencia de conducir y antes de pensar en asistir este viernes a las prácticas oficiales de la Yaris Cup, en el Circuito Grupo Sur, del Parque Viva, Manrique Pipe Valverde debe realizar su examen preparatorio de bachillerato, de Estudios Sociales, en el Colegio Anglo Americano, donde cursa el undécimo año.

Con dos victorias en el campeonato monomarca del Costa Rica Touring Car Championchips (CTCC) y cuatro heats ganados en su primera temporada, Valverde hace honor al ilustre apellido de una generación que le dio grandes triunfos al automovilismo nacional.

Su tío Roy Valverde, su padre Bernal y su hermano del mismo nombre, junto a su primo Emilio Milo Valverde, le antecedieron en el mundo de lo motores, donde el joven no ha desentonado, sino que por el contrario, junto a su compañero Jonathan Guevara demostraron grandes virtudes que lo tienen peleando el campeonato de la Yaris Cup.

Valverde y Guevara llegan a la última fecha del campeonato, este domingo a las 10 a. m. en el tercer lugar, con 163 puntos. Están a ocho de Aldo Vincenti, quien es segundo (171), y a once del líder y actual campeón de la categoría, Oswaldo Salazar (174), por lo que las emociones estarán a la orden del día.

Manrique 'Pipe' Valverde y Jonathan Guevara han demostrado mucha pericia conduciendo el Yaris número 67 en el campeonato monomarca del CTCC en el Circuito Grupo Sur del Parque Viva. Fotografía: Jeffrey Zamora
Manrique 'Pipe' Valverde y Jonathan Guevara han demostrado mucha pericia conduciendo el Yaris número 67 en el campeonato monomarca del CTCC en el Circuito Grupo Sur del Parque Viva. Fotografía: Jeffrey Zamora

“La verdad estoy súper feliz por estar en los puestos de arriba en el campeonato. Al principio hablaba con mi compañero (Jonathan Guevara) de poder ser competitivos y pelar los primeros lugares, pero después de ganar dos jornadas consecutivas, estamos motivados para la última fecha, aunque tenemos claro que será muy duro”, expresó Valverde.

Su carrera en el automovilismo va tan rápida como sus aceleraciones en la pista, al recordar que hace menos de dos años fue que le pidió a su hermano Bernal Valverde, piloto de la escudería MG del CTCC, que le enseñara a conducir un automóvil, tras una práctica de kartismo.

“Tenía experiencia conduciendo karts, pero no un automóvil. No había aprendido antes porque sinceramente tenía cierta incertidumbre de lo que podría ser capaz. Ahora me siento más tranquilo y motivado. Todas las fechas uno va aprendiendo y esas enseñanzas se reflejan en la última carrera donde pude realizar un pasar (a Mauricio Hernández) que fue al límite y demuestra todo lo que aprendí”, comentó Valverde.

Pese a ese buen momento, Pipe Valverde aún no tiene licencia de conducir, por lo que asiste a las prácticas al Circuito Grupo Sur con su hermano o su padre Bernal.

Manrique 'Pipe' Valverde y su hermano Bernal Valverde, piloto de la escudería MG, demostraron tener buenos genes para el automovilismo. Fotografía: Juan Diego Villarreal
Manrique 'Pipe' Valverde y su hermano Bernal Valverde, piloto de la escudería MG, demostraron tener buenos genes para el automovilismo. Fotografía: Juan Diego Villarreal

“Mis compañeros de colegio me preguntan cómo es posible que no tenga licencia de conducir, si soy piloto de carreras y estoy peleando el campeonato de la Yaris Cup. De momento viajo con mis padres o mi hermano, pues no puedo andar un vehículo en la calle”, confesó Valverde.

La semana para Pipe y Jonathan será ajetreada, no solo porque deben cumplir sus deberes como estudiantes, sino además tienen la final del campeonato a las puertas.

“Una semana antes da esa ansiedad por la carrera, pero hay que tener la mente fría, tener paciencia. En mi caso tengo examen el viernes el examen de Estudios Sociales y el lunes entrante de Física, por lo que tengo que estar muy enfocado en lo que quiero”, expresó Valverde.

Precisamente la frialdad y la paciencia son características del joven piloto, quien demostró en una temporada, junto con su coequipero, tener los suficientes argumentos para robar el protagonismo a los más experimentados.

“En realidad me encantaría seguir corriendo en el país y también tener la oportunidad de salir al exterior. Es el deporte que más quiero, pero vamos a esperar a ver qué pasa con la continuidad del campeonato y confíamos en tener el apoyo de más patrocinadores en el futuro”, dijo Valverde.