Juan Diego Villarreal.   13 marzo
Derek Jiménez Sánchez entrena marcha con Noelia Vargas. El niño de apenas 11 años le ganó eventos a pequeños de 13 años, demostrando que tiene cualidades. Fotografía: Lilliam Arce.

Volcán Irazú, Oremuno de Cartago. Inspirado al ver a la marchista Noelia Vargas, el pequeño Derek Jiménez dejó de lado el fútbol y convenció a sus padres para que hablarán con la entrenadora Dixiana Mena y poder también entrenar marcha.

Con apenas 11 años, Derek mostró cualidades innatas que llamaron la atención de la entrenadora, quien no dudó en ayudarle a pulir la técnica, sabiendo que es un joven que también puede competir en campo traviesa, al igual que su hija.

“Me apasionó la marcha viendo a Noelia y le dije a mis papás que quería marchar. Ellos me apoyaron y ahora entreno con doña Dixi los martes, miércoles, viernes y sábado, así como los domingos cuando vienen al volcán Irazú. Los entrenamientos son muy fuertes, pero mi ilusión es competir a nivel centroamericano y poder llegar algún día a una olimpíada”, explicó Jiménez.

Estudiante de quinto grado en la Escuela Santa Cecilia de Puriscal, Derek confesó que sus padres son su mayor motivación, así como sus compañeros de clase, quienes lo apoyan a seguir compitiendo.

Derek Jiménez Sánchez cursa el quinto grado en la Escuela Santa Cecilia de Puriscal. Fotografía: Lilliam Arce.

“Mi papá, Luis Paulino Jiménez, trabaja en la Fuerza Pública en Santa Ana y mi madre, Daniela Sánchez, es quien me cuida en la casa. Cuando mi papá tiene libre, es él quien me lleva a las prácticas, sino mi mamá es la encargada. Ellos están muy orgullosos y doy mi mejor esfuerzo para tener buenos tiempos”, confesó Derek.

Precisamente, la estratega Dixiana Mena expresó que el joven tiene muchas cualidades y la intención es llevarlo poco a poco para que pueda desarrollar todo su potencial.

“Es un chico que empezó trabajando las pruebas combinadas y el campo traviesa, pero que entrena muy fuerte. El año pasado le ganó a chiquitos de 13 años en la prueba de 3 km y ante el potencial le abrieron una categoría de 1 km en el campeonato nacional, que también ganó. Derek entrena con Noelia, pero es un proceso y no hace el mismo plan que ella”, explicó Mena.

Dixiana también relató que tratan de ayudar al niño con lo que pueden, comprándole las tenis y cubriendo algunas otras necesidades, pues son conscientes que su familia tiene recursos limitados.

“Mi esposo (Juan Manuel Vargas) y yo sabemos lo difícil que es porque en los primeros años tuvimos que correr con todos los gastos de Noelia y Andrea. Es por eso que cuando podemos hacerlo, no lo pensamos. Derek es un niño muy comprometido y esforzado, tiene buenos tiempos y nuestra meta es que pueda competir a nivel centroamericano ante El Salvador y Guatemala, pero debe mejorar y progresar para lograrlo”, dijo Mena.