AFP .   8 junio
Dominic Thiem (azul) recibe la felicitación de Novak Djokovic (naranja) luego de pasar a la final de Roland Garros. (AP Photo/Pavel Golovkin)

París. (AFP). El austríaco Dominic Thiem, número cuatro del ranquin ATP y subcampeón del torneo el año pasado, sorprendió al número uno mundial serbio Novak Djokovic, al que derrotó este sábado en semifinales de Roland Garros en una batalla de cinco sets, por 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5.

Thiem será por lo tanto, por segundo año consecutivo en París, el rival de este domingo de Rafa Nadal, que se había clasificado el viernes a la final con un triunfo tranquilo, por 6-3, 6-4 y 6-2, sobre el suizo Roger Federer.

“Cada vez que alguien se clasifica aquí para la final tiene como rival a Rafa”, bromeó Thiem en su mensaje en la pista instantes después de su victoria.

“El año pasado tuve una gran experiencia jugando la final aquí. Espero poder hacerlo mejor este año”, deseó.

En esa final de 2018, Nadal fue claramente superior a Thiem, al que derrotó en tres sets (6-4, 6-3, 6-2).

Thiem y Djokovic habían empezado su semifinal este viernes, pero la lluvia la interrumpió ese día en dos ocasiones, la última cuando cada uno había ganado un set y en el tercero el austriaco se había distanciado 3 juegos a 1.

El choque se reanudó este sábado, con la continuación de ese tercer set, que Thiem terminó apuntándose por 7-5.

Djokovic, contra las cuerdas, logró llevarse el cuarto también por 7-5 y forzar el quinto.

En la quinta manga, Thiem se distanció pronto gracias a un ‘break’ y se puso con 4-1 provisional, momento en el que la lluvia llegó al rescate de Djokovic, obligando a detener el partido una hora y diez minutos.

El serbio tuvo esperanzas de remontada, se aproximó en el marcador, salvó dos bolas de partido, llegó a igualar provisionalmente 5-5, pero cuando había evitado una situación límite terminó sucumbiendo ante Thiem, que se llevó los dos últimos juegos (7-5), para sellar su billete a una nueva final de Roland Garros.

Roland Garros sigue siendo un torneo talismán para Thiem, que en ningún otro Grand Slam ha logrado superar los cuartos de final.

En París lleva cuatro ediciones jugando las semifinales y ya son dos seguidas en las que pasa a la final, donde el domingo buscará su primer título en un grande.

Thiem puede presumir de haber derrotado cuatro veces en su carrera sobre tierra batida a Nadal, la última este año en las semifinales de Barcelona, aunque en el global de las confrontaciones el español le domina por ocho victorias a cuatro.

Djokovic ve esfumarse así su objetivo de conseguir ser el vigente campeón en los cuatro grandes, después de sus títulos en los tres anteriores (Wimbledon y Estados Unidos en 2018, Australia en 2019).

De sus 15 títulos del Grand Slam, solo uno lo consiguió en Roland Garros, donde fue campeón en 2016.

En esta edición pudo al menos dar un paso adelante respecto a los dos últimos años al llegar a semifinales, ya que tanto en 2017 como en 2018 se había quedado frenado en cuartos de final.

Antes de esta semifinal, el camino de Djokovic en el torneo había sido impecable, sin perder un set en sus cinco primeros partidos, pero Thiem fue un obstáculo insalvable para el serbio, que pone ya los ojos en la defensa de su corona en la hierba de Wimbledon.

En su despedida de Roland Garros afirmó que nunca había jugado con “peores condiciones” que durante su partido ante Thiem, por el fuerte viento del viernes.

"Cuando juegas en condiciones próximas a las de un huracán es difícil hacer tu mejor tenis. Esas condiciones eran realmente para sobrevivir, para tratar de conservar tu servicio y enviar la bola una vez más hacia tu adversario", explicó el número uno mundial.

“He jugado bien la mayor parte de la temporada sobre tierra. Aquí no había perdido un set antes de la semifinales. No quiero buscar excusas para esta derrota. Él ha jugado bien”, apuntó.