Otros deportes

Novak Djokovic mantiene intacta la posibilidad de hacer historia en los Juegos Olímpicos

El serbio dio un paso más hacia la conquista del Golden Slam, algo que solo la alemana Steffi Graff ha conseguido en el tenis

Este lunes, sin tanto calor ni humedad en Tokio, Novak Djokovic dio un paso más hacia la conquista del Golden Slam, derrotando en el torneo olímpico al alemán Jan-Lennard Struff (48º) para clasificarse para octavos de final, donde se medirá al español Alejandro Davidovich.

Djokovic mantuvo la misma fortaleza que le ha llevado a ganar en este 2020 en Australia, Roland Garros y Wimbledon y que espera le lleve a conquistar el oro olímpico y el US Open para realizar el Golden Slam, es decir, conquistar los torneos Gran Slam y la medalla de oro en un mismo año.

En la historia del tenis esta proeza solo la ha logrado la alemana Steffi Graff en 1988.

Preguntado si la consecución de este logro le aumenta la presión, Djokovic recordó que "ser campeón de Grand Slam y ser el número uno del mundo tiene mucho peso" y se generan muchas expectativas y presiones cuando llegas a la cima del tenis mundial.

La tercera jornada del torneo olímpico fue favorable para los favoritos al podio, ya que además del serbio vencieron el ruso Daniil Medvedev (N.2), el alemán Alexander Zverev (N.5), que eliminó al colombiano Daniel Elahi Galán, y la japonesa Naomi Osaka (N.2), principal aspirante al oro en el cuadro femenino tras la eliminación de la australiana Ashleigh Barty, número 1 mundial, en primera ronda.

En categoría femenina, no obstante, se produjo una sorpresa notable y fue la eliminación de la checa Petra Kvitova, número 13 del escalafón mundial y doble vencedora en Wimbledon, que tras ganar 7-5 el primer set y con 3-3 en el segundo, encajó nueve juegos consecutivos para ceder ante la belga Alison van Uytvanck (N.62).

Precisamente, la jugadora belga será la próxima rival de la española Garbiñe Muguruza (N.9), quien avanzó con paso firme eliminando a la china Qing Wang (N.49) por 6-3 y 6-0.

"He salido contenta de la pista porque me he encontrado bien jugando y desde el primer momento he dominado. Había sufrido dos derrotas con ella, pero en esta ocasión he podido jugar mejor y más acertada en los momentos importantes", declaró la jugadora nacida en Caracas en zona mixta.

No fue la única victoria del tenis femenino español: tras dar la campanada eliminando a Barty, Sara Sorribes (N.48) derrotó a la francesa Fiona Ferro (N.64), para citarse en octavos con la finalista del último Roland Garros, la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (N.18), mientras que Paula Badosa (N.29) derrotó a una Top 10 como Iga Swiatek (N.8), la jugadora polaca que ganó Roland Garros en 2020.

Badosa, que sumó su victoria número 28 esta temporada (por solo 10 derrotas), se enfrentará en octavos a la argentina Nadia Podoroska (N.38), que dio buena cuenta de una rival peligrosa como la rusa Ekaterina Aleksandrova (N.34), a la que ganó 6-1 y 6-3.

"Paula viene con mucha confianza, con buenos resultados, pero yo también estoy en el mejor momento de mi carrera", destacó Podoroska antes incluso de conocer el nombre de su rival.

La única tenista española que se quedó por el camino fue la veterana Carla Suárez (N.206), quien peleó ante la checa Karolina Pliskova (N.7) para ceder por 6-3, 6-7 (0/7) y 6-1.

“Es evidente que ya no aguanto tres sets, no voy a engañar (...) Me estoy enfrentando a las mejores del mundo; ellas competitivamente están al máximo y yo tengo que hacer un esfuerzo que suelo pagar caro cuando voy al tercer set”, admitió la canaria, de 32 años, quien regresó a las canchas en Roland Garros (finales de mayo) tras superar un tratamiento de varios meses por un cáncer y que ya anunció su retiro al final de temporada.

Los dos supervivientes españoles del cuadro masculino, Pablo Carreño y Alejandro Davidovich también superaron ronda. El asturiano derrotó al veterano Marin Cilic en tres sets (5-7, 6-4 y 6-4) y el joven malagueño también sufrió más de la cuenta ante el australiano John Millman (N.44), al que superó por 6-4, 6-7 (4/7) y 6-3, después de haber desaprovechado la oportunidad de cerrar el partido con su servicio en solo dos mangas.

Davidovich se dará el gusto ahora de enfrentarse a Djokovic, el miércoles en la central del Ariake Tennis Park... siempre que el tifón anunciado para los próximos días pase de largo por la capital nipona.