Juan Diego Villarreal. 4 agosto
El costarricense Axel Fonseca durante la competencia d este domingo en los Panamericanos. Fotografía: Comité Olímpico Nacional
El costarricense Axel Fonseca durante la competencia d este domingo en los Panamericanos. Fotografía: Comité Olímpico Nacional

Lunahuaná, Perú. Apenas hace tres años, Axel Fonseca ayudaba a su padre Víctor Hugo Fonseca en los rafting del río Sapapiquí y jamás se imaginó ser seleccionado nacional y menos ser quinto en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Sin embargo, este domingo Fonseca logró meterse entre los mejores atletas del continente, tanto de la modalidad de Slalom Olímpico como en Slalom Extremo.

Entre el viernes y el sábado el tico logró avanzar primero a las semifinales y posteriormente a las finales del Slalom Olímpico, mientras que en la categoría Extremo se quedó a un paso de la disputa de preseas.

El joven de 19 año, a base de mucha concentración, disciplina y habilidad en los rápidos, pudo llegar hasta las últimas instancias en las frías aguas del río Cañete, en la localidad de Lunahuaná, a 140 kilómetros de Lima.

Al concluir su participación, Axel no pudo ocultar su desazón pues su aspiración era pelear una presea, luego de ser segundo el año anterior en el Panamericano de canotaje en Brasil y entrenar en Barcelona, España, con miras al evento continental en Perú.

“Empecé en el kayak de plástico a los 14 años, pero apenas tengo año y medio de competir en slalom y siento que hemos progresado bastante. Para tener buenos resultados hay que ser un atleta de alto rendimiento y en los últimos meses siento que hice bien y ahora mi aspiración es buscar un lugar en los Juegos Olímpicos de Tokio”, comentó Fonseca.

El joven, quien cursa bachillerato por madurez debido a sus contantes viajes a España y Brasil para entrenar, aspira a estudiar Fisioterapia, así como lograr un boleto olímpico.

“En setiembre próximo de realizará el Mundial en España, donde estarán 22 cupos para la olimpiada. Es una buena oportunidad para seguir mejorando y cumplir con mis aspiraciones. Sé que no son fáciles, pero tenemos confianza que vamos a seguir creciendo”, añadió Fonseca.

Axel recordó que todo empezó con un selectivo en nuestro país, donde ganó el campeonato juvenil y la Federación Internacional de Canotaje lo incluyó por su habilidad.

El técnico Róger Madrigal aseguró que Axel es un diamante en bruto y merece el apoyo de la empresa privada y los entes gubernamentales.

"Axel no tiene techo. Por su juventud y talento, es un joven que le dará muchos triunfos a Costa Rica. Hoy sus rivales tenían entre 25 y 30 años, están terminando el ciclo olímpico, mientras él apenas empieza a sus 19 años. Tenemos mucho futuro en está disciplina”, manifestó Madrigal.

El Slalom Olímpico consiste en sortear unas compuertas en el cauce del río en el menor tiempo posible sin cometer infracciones o bien tocar el marco de las compuertas.

Mientras tanto, en el Slalom Extremo deben saltar de una rampa en el agua e igualmente sortear los obstáculos, las corrientes y terminar en la mejor posición posible.