Fiorella Masís. 10 agosto

Una computadora, buen acceso a Internet y, como es usual, mucha concentración, le permiten al ajedrez seguir organizando torneos sin necesidad de romper burbujas sociales.

Selección Nacional de Ajedrez. Foto: Cortesía
Selección Nacional de Ajedrez. Foto: Cortesía

Así está sucediendo durante la Olimpiada Mundial Online, en la que Costa Rica celebró y avanzó este fin de semana.

Por su naturaleza, esta disciplina puede adaptarse mejor a la nueva realidad, con variantes que también le agregan retos a los competidores.

La selección nacional se quedó con uno de los tres boletos del Grupo E de la División 3, al sumar seis juegos ganados, dos empatados y solo uno perdido, haciendo un segundo lugar con total de 33.5 puntos.

En el torneo participan 163 países y en su primera etapa se separa en diferentes divisiones: base, 4, 3, 2 y la top. Costa Rica clasificó a la dos, donde están 35 selecciones ya sembradas, más 15 que ganaron su lugar.

El siguiente paso sería acceder a la top y para buscar ese campo, el equipo nacional jugará del viernes 14 al domingo 16, durante nueve rondas. El desafío es mayúsculo, pues ya entran en juego selecciones europeas; serán cinco grupos de 10 equipos y los tres primeros de cada llave seguirán con vida en el certamen.

Pero antes de pensar en ese escenario, los costarricenses lograron ubicarse segundos de su grupo, solo por detrás de México.

"Fue toda una experiencia, maravilloso torneo pero también muy agotador", comentó Tania Hernández, de 56 años. Ella es una de las 12 representantes costarricenses.

Selección Nacional de Ajedrez. Foto: Cortesía
Selección Nacional de Ajedrez. Foto: Cortesía

En el equipo absoluto masculino están Emmanuel Jiménez, Sergio Durán, Sergio Minero y Leonardo Valdés. En femenino aparecen Hernández, María Rodríguez, María Ramírez y Thais Castillo. En U-20 participan Joshua Quesada, Mauricio Valverde, Melanie Salazar y Kristel Díaz.

Hernández aseguró que es agotador porque debió jugar tres partidas por día, con algunos minutos de descanso entre ellas. Aunque son partidas menos largas (una hora) que las presenciales, los jugadores no pueden moverse de su silla.

"Normalmente el jugador de ajedrez se para, para moverse un poco, toma mucha agua y por ende, va mucho al baño. Eso no se puede en esta modalidad online. Eso es impactante porque no estás acostumbrado", explicó la nacional.

Las videollamadas se realizan mediante la aplicación Zoom, pero el juego es dentro de una plataforma llamada chess.com. Ahí están los ajedrecistas en una sala y son monitoreados; el árbitro puede intervenir en cualquier momento.

Una buena conexión a Internet es fundamental, porque si por alguna razón esta se cae, podría perder la partida. Algo así le sucedió a la joven Kristel Díaz, pero su rápida reacción le permitió continuar. Les dan un periodo de gracia para volver a la sala.

“Clasificar era nuestro objetivo. El equipo ha tenido reuniones, ha estado trabajando, entonces hemos establecido nuestro plan de juego alrededor de este torneo. Son 9 rondas por división en las que juegan los U-20, femenino y masculino, así que jugamos con los números, viendo qué atletas son más indicados para determinados rivales”, comentó el entrenador de la selección, el maestro Bernal González.

“Llevamos dos meses de preparación con la Selección femenina y Absoluta. No podemos decir que es el momento idóneo, porque la preparación no ha sido durante tanto tiempo, pero contamos con atletas muy profesionales, que se han desarrollado bastante bien y saben lo que hacen. Entonces tenemos que aprovechar este torneo”, agregó.