Los tres corredores esperan que la contramuestra los exima de toda culpa

Por: Juan José Herrera Ch. 16 abril, 2013

Al menos tres de los cuatro ciclistas que se fueron notificados con resultados analíticos adversos luego de la pasada Vuelta a Costa Rica solicitarán la apertura de la contramuestra para tratar de limpiar su nombre y evitar una sanción.

Los tres, figuras todos del equipo BCR-Pizza Hut, recurrirán a ese recurso (cuesta poco más de ¢200.000) y lo pagarán de su propio bolsillo, según detalló el técnico del equipo, Albin Brenes.

Durante una prueba antidopaje, cada muestra de sangre se reparte en dos frascos (A y B), por lo que lo que harán los ciclistas será pedir la apertura de ese segundo frasco.

El estratega, quien se reservó los nombres de sus pupilos, aseguró que tuvo una reunión con ellos y de esta se decidió que todos elegirían ese camino.

“En esa misma Vuelta se hicieron controles que dieron negativos, antes y después, solo una muestra fue la que dio positiva, por eso ellos confían en que la otra será negativa. Bajo esa lógica nosotros los invitamos a que pidieran la contramuestra”, afirmó Brenes.

El técnico dejó claro que sin importar el resultado, la carrera de los tres no tiene que terminar así.

“Yo les dije que tenían que salir de esta como fuera, ya sea probando su inocencia o pagando su sanción. Si entre dos años o menos salen de esto tienen que trabajar para que vengan cosas buenas”, dijo.

Eso sí, Brenes reconoció que el golpe es duro y tal vez hasta mortal para su agrupación.

“Yo en este deporte he pasado cosas muy duras, más que esta, por eso ahora mi preocupación mayor son los muchachos, lo demás está en las manos de Dios.

“Si el equipo lograra seguir debería haber un médico pero deportólogo, no solo para nosotros, sino para todos los equipos. Por lo demás, habrá que esperar”, finalizó.

Nombres y futuro. Ayer varios medios electrónicos hicieron eco de una publicación que ofrecía los cuatro nombres de los posibles ciclistas notificados, basado en las supuestas declaraciones de una vocera de la UCI.

La Nación , sin embargo, no pudo corroborar esa información.

Tampoco se pudo tener conocimiento de la posición en torno al cuarto ciclista involucrado.

Sobre la decisión de los pizzeros, el especialista en temas de dopaje Félix Murillo, reconoció que la posibilidad de que la contramuestra cambie existe, pero que hay una razón por la que rara vez se pide.

“Nunca en lo que yo recuerde el resultado entre una y otra muestra ha sido diferente”, aseveró.