Fanny Tayver Marín. 20 marzo
Fabricio Quirós está decidido a probar su inocencia. En este momento está suspendido por un resultado analítico adverso. Fotografía: Facebook Fabricio Quirós
Fabricio Quirós está decidido a probar su inocencia. En este momento está suspendido por un resultado analítico adverso. Fotografía: Facebook Fabricio Quirós

Personas muy cercanas a él cuentan que cuando el ciclista Fabricio Quirós recibió el correo electrónico de la Comisión Nacional Antidopaje de Costa Rica (Conad-CR), en el que le avisaban que había arrojado un resultado analítico adverso en la pasada Vuelta a Costa Rica, su reacción inmediata fue decir una y otra vez que tenía que tratarse de un error, que eso era imposible, porque no había consumido ninguna sustancia prohibida.

En este momento, él dice que cuenta con las pruebas suficientes para demostrar su inocencia, que está decidido a hacerlo y que ya dio los primeros pasos para eso.

Al pedalista lo notificaron el 13 de febrero de 2020 y ahí le explicaron que en la muestra de orina que tomaron en Golfito, el 20 de diciembre de 2019, arrojó un resultado analítico adverso por presencia de metabolitos de clostebol en su organismo.

Por eso, se configuró una aparente infracción al Código Mundial Antidopaje, por presencia de una sustancia prohibida.

“Tomando en cuenta el resultado sorpresivo de dicho análisis y dado que nunca he utilizado sustancias prohibidas por mejorar mi rendimiento deportivo, procedí a verificar y estudiar la razón por la cual esa sustancia ‘clostebol’ entró a mi organismo y así poder defenderme debidamente, pues en ese momento me pareció que era una sustancia completamente extraña, por lo que resultó muy difícil determinar la forma en la que la sustancia ingresó a mi organismo”, manifestó Quirós en un comunicado oficial.

Y agregó: “Gracias al criterio de profesionales conocedores en la materia, me indicaron que dicha sustancia ‘clostebol’ había ocasionado en el ciclismo y en otras disciplinas deportivas a nivel nacional e internacional ‘resultados analíticos adversos’ asociados al uso de varios fármacos utilizados de forma muy frecuente para cicatrización de heridas”.

A partir de ahí, Quirós pensó una y otra vez en cómo habían transcurrido esos días previos y durante la Vuelta a Costa Rica, en lo que hizo, lo que dejó de hacer y eso fue lo que le dio una luz para intentar esclarecer la situación.

“Después de hacer memoria sobre alguna circunstancia de un posible ingreso de dicha sustancia a mi organismo y de una difícil recolección de prueba logré acreditar la forma en que la sustancia ‘clostebol’ fue ingresada a mi organismo, por lo que en estos días pasados me he dedicado a documentar y a aclarar toda esta situación”, mencionó el pedalista.

Insiste en que está decidido a probar su inocencia y que ya dio un paso importante para eso.

“El día 6 de marzo de 2020, presenté al Tribunal Nacional de Dopaje mi defensa con toda la prueba que respalda las circunstancias excepcionales de cómo dicha sustancia ingresó a mi organismo, por lo que he solicitado a dicho Tribunal que me exonere de cualquier tipo de sanción y he solicitado que se realice la audiencia respectiva en el menor tiempo posible, pues ya me encuentro listo para ejercer mi defensa y no quiero que el proceso se retrase indebidamente”.

Además, indicó: “Por el momento y por consejo legal, no daré ningún tipo de declaración hasta después de la audiencia respectiva. Agradezco todo el apoyo recibido en este tiempo y espero muy pronto volver a las competencias”.

Debido a la emergencia por la propagación del coronavirus no está claro cuándo se efectuará esa audiencia. Sin embargo, se han presentado casos en que no es necesario que la reunión sea presencial, pues se puede efectuar de manera virtual.

De momento, cuatro ciclistas están suspendidos provisionalmente por resultados analíticos adversos en la Vuelta a Costa Rica: Amil Munich, Roberto Argüello, Orlando Quesada y Fabricio Quirós.