El español asegura que ser segundo y tercero de la clasificación le da al Movistar Team más opciones de ganar la competencia

 1 septiembre, 2014

Zaragoza

Alejandro Valverde fue el más fuerte en el primer test de montaña de la Vuelta a España 2014. De “gregario”, el español pasó a ser líder general, de nuevo, y hoy portará el maillot rojo como mandamás de la carrera. | AFP
Alejandro Valverde fue el más fuerte en el primer test de montaña de la Vuelta a España 2014. De “gregario”, el español pasó a ser líder general, de nuevo, y hoy portará el maillot rojo como mandamás de la carrera. | AFP

El español Alejandro Valverde, compañero de Andrey Amador en el Movistar Team, dejó claro que no le molesta haber cedido en la etapa de Valdelinares el maillot rojo de líder a su compañero Nairo Quintana, porque así lo adelantó en días anteriores.

"Estoy encantado de que lo lleve Nairo. Vinimos con esa idea a la Vuelta aunque yo me pusiera de líder. Ahora somos segundo y tercero, son dos bazas a jugar", manifestó en su comparecencia en la jornada de descanso.

El murciano afirmó que la contrarreloj entre el Monasterio de Veruela y Borja es muy exigente en sus once primeros kilómetros, con cambios continuos de ritmo y una última parte muy dura en una zona para especialistas y pronosticó que el vencedor puede ser Chris Froome, pero también cree que el resto de rivales estarán bien.

Valverde destacó que siente que sus últimos podios en grandes vueltas, dos en la Vuelta y uno en el Tour, fueron bien valorados, aunque dijo: "parece que mis errores son más grandes que cuando los cometen otros".